El Partido Popular ha reiterado una vez más, que la normativa de usos y ocupaciones de la vía pública, no ayuda ni favorece a la hostelería ni a los intereses de los empresarios del sector. 

Así lo manifestaba ayer Inés Rubio, portavoz de los populares trujillanos, que se reunía poco antes de comparecer ante la prensa con el sector más afectado por esta norma y que según ella, «no ha tenido participación activa en la confección de la ordenanza que les afecta». 

De esta manera, Rubio hizo hincapié en la falta de consenso existente a la hora de llevar a cabo dicha normativa, en la que no se ha contado con los sectores implicados ni con las apreciaciones del Partido Popular que solicitó en diversas ocasiones crear una comisión para tratar el asunto.

«Sabíamos que la ordenanza iba a generar problemas e incertidumbre, sobre todo, en la hostelería, por eso votamos en contra», señaló Rubio, que aprovechó para destacar que los hosteleros le habían trasladado en su encuentro que «se habían sentido solos en los momentos más duros de la pandemia».

Del mismo modo, subrayó que «los empresarios de la hostelería habían enviado numerosos escritos y peticiones tanto al alcalde como al equipo de gobierno, sin haber obtenido respuesta alguna», por lo que pide que se acompañe a este colectivo.

Asimismo, la portazos no desaprovechó la oportunidad para repetir que la redacción del texto de la normativa «había sido una chapuza», dada la negativa del PSOE ante las propuestas y solicitudes del PP con el fin de crear un texto consensuado.

TERRAZAS Y AFOROS

Entre todas los problemas enumerados por los populares, destacaba uno, la instalación y el uso de las terrazas, para las que consideran que sería necesario un texto o normativa exclusivo. «Trujillo tiene entidad suficiente como para tener una ordenanza propia para terrazas», afirmó Rubio. 

De la misma forma, hizo referencia a que los problemas más acusados en este momento se encuentran en el aforo y en las superficies destinadas para este fin, en que no se ayuda al hostelero. 

Según la portavoz, «tampoco se ha tenido en cuenta en este sentido la situación excepcional que se está viviendo actualmente, al igual que las particularidades y necesidades de cada establecimiento». 

De esta forma, Rubio concluyó mencionando que el PP siempre ha estado dispuesto a tender la mano al equipo de gobierno, algo que nunca se ha tenido en cuenta. «Cuando una de las partes no tiene voluntad, no hay forma de llegar a ningún acuerdo», se lamentaba la popular.