El director general de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura, Jesús Moreno, asistió este pasado jueves al marcaje y liberación de cuatro ejemplares de dos especies amenazadas, de los que tres son de águila culebrera, los primeros que se marcan de esta especie, y uno de milano real. La liberación se realizó en el entorno de la Planta Solar Quijote propiedad de ENEL Green Power en Logrosán, donde se ejecutaron varias mejoras de hábitats relacionadas con la conservación de ambas especies.

Todos los ejemplares liberados han sido recuperados en los Centros de Recuperación de Fauna de Extremadura, tanto el Centro los Hornos, situado en Sierra de Fuentes, como el de AMUS situado en Villafranca de los Barros. Con estos marcajes se comprueba la efectiva recuperación de los ejemplares tras su paso por los Centros de Recuperación, poniendo en valor este tipo de instalaciones por las «importantes» funciones ambientales y sociales que cumplen.

Asimismo, se estudia la ecología de uso espacial de estas especies, una de ella catalogada en peligro de extinción, y se conocen sus territorios de reproducción y la problemática de conservación que pudieran sufrir, como electrocución, disparos, etcétera, informó la Junta en un comunicado de prensa.

La Dirección General de Sostenibilidad agradece la contribución desinteresada de AMUS en la recuperación de la fauna herida y proyectos de conservación de la biodiversidad, y a ENEL la financiación de los proyectos de investigación.