Se trata de uno de esos lugares en los que siempre se detendrán los ojos curiosos del turista que visite Salorino. Este rincón guarda el cartel de Empresa Magro, línea de autobuses y coches de alquiler y añade el número 4 para citar su teléfono. Una reliquia que invita a rememorar la nostalgia del pasado.