La Consejería de Cultura, Turismo y Deportes ha licitado las obras de restauración del tramo El Espolón de la muralla de Trujillo, tras el derrumbe sufrido en febrero de 2020, con un presupuesto base de 191.210,18 euros.

Las actuaciones consistirán en la restauración de este tramo con reposición de la mampostería granítica de la cara sur, tomada con mortero de cal hidráulica y relleno con argamasa también de cal hidráulica.

Para ello, según ha informado este sábado la Junta de Extremadura y recoge la agencia Efe, se emplearán los materiales procedentes del derrumbe, con aporte de la piedra necesaria que puede usarse para incluir piezas que sirvan de trabazón entre el muro y el relleno.

También se procederá a ejecutar mechinales (agujeros funcionales) en la base del tramo restaurado, así como en el resto del paramento para posibilitar la salida del agua de lluvia, además de la colocación de una lámina de geotextil.

En la zona donde se ubica el tramo de pasarela de rejilla de tramex se procederá a levantar la estructura y las barandillas de protección para recuperar el tramo de unión, mediante la realización de un muro de mampostería que separará la zona del paseo de Ronda del vacío existente entre esta zona y la puerta del cementerio.

Posteriormente, se rellenará al igual que el tramo de muralla a recuperar, para finalizarlo con el mismo pavimento del paseo.

Se instalará igualmente de nuevo la barandilla para evitar caídas a distinto nivel.

Respecto al cerramiento del paseo de Ronda, se continuará con el recrecido de la muralla hasta rematar con un pretil de protección de aproximadamente 1,25 metros de altura.

Además, se rejuntarán los paños aledaños en unos dos metros de longitud, consolidando los huecos que pudieran existir con mortero de cal para dejarlos como mechinales y finalmente se procederá a eliminar las grietas existentes.

Los trabajos contemplan seis meses de ejecución una vez firmado el contrato con la empresa licitadora.