El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, ha asegurado que la institución provincial está «al lado» de los alcaldes y buscará «medios técnicos y económicos» para solucionar el problema de las piscinas naturales y facilitar su apertura este verano.

Así, Carlos Carlos se entrevistará este miércoles, 23 de junio, con el director general de Aguas del ministerio para exponer el compromiso de la institución en solucionar los problemas a cambio de una moratoria en la aplicación de la normativa en cuanto al cierre de las compuertas para que, durante la temporada estival, se pueda disfrutar de estos entornos.

La diputación cacereña, por su parte, se compromete a elaborar un documento técnico bajo el visto bueno de la Confederación del Tajo y de la sección de Pesca de la Junta de Extremadura para poder hacer un modelo de cierre de compuertas y de los cauces y adaptar las piscinas a las exigencias marcadas.

«He expresado el compromiso de buscar los medios técnicos y económicos»

De esta forma lo ha anunciado Carlos Carlos tras la reunión que junto al diputado de Infraestructuras Territoriales, Inteligentes y Movilidad, Fernando García, ha mantenido con los alcaldes de las Hurdes que habían solicitado el encuentro, entre ellos los de Caminomorisco, Casares de las Hurdes, Nuñomoral y Pinofranqueado.

«Desde el primer momento la diputación se manifestó a favor y en defensa de los consistorios y de estar al lado de los regidores. Se lo he reiterado a ellos directamente y he expresado el compromiso de buscar los medios técnicos y económicos necesarios para solucionar el problema de las piscinas naturales de las Hurdes y de la provincia de Cáceres», ha concluido.