El esperado proyecto de restauración de la ermita barroca del Santo Cristo (siglo XVII), en Talaván, en la que se encuentran los denominados ángeles malos, esgrafiados considerados únicos en el mundo, ya cuenta con consignación presupuestaria, tras años de espera.

Presupuesto, al menos, para la primera fase de un proyecto que prevé actuar en la cúpula de este enclave histórico, para evitar desprendimientos, y también en la protección de los curiosos esgrafiados que jalonan la bóveda.

Durante años, el misterio ha rodeado esas extrañas pinturas, que han ocupado espacios en medios nacionales e internacionales. La iconografía de esos esgrafiados es la que ha otorgado popularidad a la ermita, con una veintena de figuras aladas con colmillos afilados y capirotes de color rojo sangre.  

Estructuralmente, la ermita no se ha tocado desde que se construyera en 1628. «Se remozó en su momento para convertir la zona en cementerio municipal» (en el siglo XIX), «pero dejó de utilizarse como camposanto en 1929», explica a el Periódico Extremadura Rosa Rodríguez Maestre, presidenta de Talaván Historia Viva, colectivo que ha conseguido poner el foco mediático en la necesidad de recuperar esta joya arquitectónica y del turismo para Extremadura

Ahora, parece, ha llegado el momento de iniciar el largo camino hacia la restauración de un recurso turístico de primer orden para Talaván y la provincia. La Asociación para el desarrollo de la comarca Tajo-Salor-Almonte (Tagus) ha iniciado los tramites para formalizar la sexta convocatoria de de ayudas europeas (LEADER), que incluyen 45.000 euros para la rehabilitación del patrimonio rural, que se destinarán a la popular ermita. Además, el consistorio cofinanciará la actuación con 30.000 euros, lo que eleva esta primera fase a 75.000 euros; aunque la rehabilitación integral del espacio se cifra en unos 200.000 euros.

Desde TAGUS manifiestan que el consistorio talavaniego ya ha firmado el acta de no inicio, “por lo que ya puede ejecutar la inversión”. Algo que reclaman desde Talaván Historia Viva, «para actuar por la vía e urgencia. Nos produce cierta frustración que no haya voluntad municipal de acometer la reforma cuanto antes, pese a que conocen el valor de la ermita, su estado y lo que supondría para el pueblo en términos turísticos». Aunque el colectivo (de 150 socios) confía en que las obras «estén al caer».

Lo «primordial» es actuar para evitar que este enclave histórico colapse: «hay que reforzar la bóveda y proteger los esgrafiados», insisten desde la asociación que mantiene su lucha patrimonial. 

En la Lista Roja del Patrimonio desde abril de 2013

La ermita del Santo Cristo de Talaván, de propiedad municipal, se incluyó en la famosa Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra el 6 de abril de 2013 por los derrumbes y la pérdida decorativa de los esgrafiados.

Actualmente, se encuentra en estado semi ruinoso, y se ha vuelto a abrir a los curiosos para observar los ángeles malos: “una manifestación artística autóctona que no tiene parangón en ningún lugar de España”. Tal es el misterio que envuelve a las figuras que medios nacionales e internacionales (como el diario británico The Guardian) se han adentrado en la vegetación que devora el cementerio para contemplarlas.