A pesar de que las circunstancias sanitarias no han sido favorables en los últimos meses para la ciudad trujillana, los colectivos y asociaciones sociales continúan, de la manera que pueden, realizando sus actividades programadas.

Es el caso de Plataforma sin Barreras, entidad social para la discapacidad y centro especial de empleo, que se encuentra inmersa en un proyecto centrado en la inserción laboral de personas con discapacidad o incapacidad en el ámbito rural.

La iniciativa, que se está desarrollando en la comarca Miajadas-Trujillo, está subvencionada por el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención de la Dependencia (Sepad) y se desarrollará hasta el 31 de diciembre, desde el 1 de junio.

Según destaca la asociación trujillana, el objetivo principal es aumentar la empleabilidad y potenciar el acceso al mundo laboral de las personas con discapacidad o incapacidad, a través de dos vías de actuación enfocadas en demandantes y empresas.

Por un lado, el colectivo trabaja con la persona con discapacidad que demanda empleo, desarrollando diferentes acciones de orientación y motivación para la adquisición de habilidades socio-laborales, entre las que destaca la formación académica.

De cara a las empresas, se realizan acciones de concienciación para aumentar el interés hacia este colectivo social, visibilizando su potencial, con el fin de normalizar el desarrollo laboral de las personas con discapacidad o incapacidad.