El cronista oficial de Trujillo y doctor en Historia de Arte, José Antonio Ramos Rubio, sigue sumando títulos a su numerosas colección de publicaciones. El último: ‘El convento de San Francisco de Trujillo: La espiritualidad franciscana’.

La obra, que ha sido editada por Editorial Tau y que cuenta con múltiples fotos a color y un gran número de documentos, se centra en el origen y la evolución de dicho convento, que forma parte del patrimonio monumental de la ciudad y en la espiritualidad de la orden religiosa que lo habitó.

Así, el libro se desglosa en varios capítulos, entre los que se encuentran: Trujillo en los albores del siglo XVI, el convento y la iglesia de San Francisco o la fundación del convento y su historia, según detalla el autor. 

Del mismo modo, dichos capítulos se acompañan de un estudio pormenorizado del franciscanismo en Extremadura, una cuestión que se percibe a lo largo de la publicación y que trata de explicar que el edificio en cuestión no es nada sin «su alma».

Ramos, asimismo, destaca que el templo conventual, convertido hoy día en parroquia, «es una magnífica construcción de planta cruciforme, realizada en mampostería y sillería, que alberga obras de gran interés, como la imagen de la Virgen de la Luz».

A esta obra de madera policromada se suman otras como un crucifijo de la segunda mitad del siglo XIV, una talla de la Inmaculada en un retablo de 1720 y otras obras escultóricas, pictóricas y de platería, así como la escultura orante de Hernando Pizarro.