El Ayuntamiento de Cuacos de Yuste ha recomendado a los vecinos que no beban agua de los grifos (tampoco de las fuentes por no estar clorada) porque contiene sedimentos coliformes no aconsejados para la salud.

Las tormentas han provocado que se haya atascado la captación de agua (a la altura del paraje del Chorrero de la Mora) y parte de la canalización

El alcalde, José María Hernández, explica que las últimas lluvias que han descargado sobre la zona han afectado a la red de suministro de abastecimiento de agua potable, lo que ha provocado que la última analítica realizada por el Colegio de Farmacéuticos de Cáceres haya arrojado una alta cantidad de sedimentos «que desaconsejan su uso como agua de consumo».

Aunque el regidor ha evitado alarmismos: «no tendría mayores consecuencias para la salud que una indigestión; sobre todo para personas inmunodepremidas. Aun así, es preferible no arriesgarse. Mañana se repetirá la a analítica y el fin de semana ya habrá vuelto la normalidad».

El agua de los grifos puede usarse si se hierve y se utiliza para cocinar. 

Las tormentas también han provocado apagones que han estropeado el dosificador de cloro, necesario para clorar el agua embalsada en el gran depósito que el municipio tiene en la zona del nuevo mirador con vistas al monasterio; lo que ha complicado aun más la situación.