Jarandilla de la Vera vibró anoche con la celebración de la fiesta de Los Escobazos, miles de personas se congregaron en las calles de la población verata para celebrar esta fiesta de interés turístico regional, que tiene lugar la noche de cada 7 de diciembre hasta la madrugada del 8, día de la festividad de la Inmaculada Concepción.

La lluvia no restó participación a la fiesta. Llovió un poco, pero no para persuadir de quedarse en casa a las miles de personas que se reunieron en la población. La fiesta se volvió a celebrar este año tras el parón del pasado. A las nueve la noche se inició la procesión, que recorrió las calles del pueblo con el estandarte de la Virgen acompañado con los escobones encendidos.