Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Hervás, auxiliaron en la tarde del pasado día 9 de marzo, a un padre y a su hijo, de 21 meses de edad, tras observar al hombre corriendo, con él en brazos, pidiendo auxilio. El niño había dejado de respirar después de haber sufrido convulsiones. La rapidez en el traslado hasta el centro de salud fue determinante para que el niño recobrara la respiración tras la atención prestada por el personal sanitario del centro.

Los hechos se produjeron en la tarde del pasado día 9 de marzo, cuando una patrulla de la Guardia Civil, perteneciente al Puesto de Hervás, prestaba servicio por esta localidad y observó a un hombre que corría, con un niño en brazos, solicitando auxilio.

De forma inmediata los agentes cambiaron el sentido de su marcha para llegar hasta él y poder conocer qué estaba ocurriendo. Al llegar a su altura el hombre, que se encontraba desfallecido por el cansancio de la carrera desde su domicilio con el niño en brazos y la angustia del momento, manifestó a los agentes que su hijo, de 21 meses de edad, había sufrido convulsiones mientras se encontraban en casa, tras lo cual había dejado de respirar.

Los guardias civiles se apresuraron en subirles al vehículo oficial tras lo cual se dirigieron rápidamente hasta el centro médico de Hervás (Cáceres) donde, mientras esperaban a ser recibidos por el personal sanitario, comprobaron que el niño no tuviera obstruidas las vías respiratorias, tras lo cual quedó a cargo del personal sanitario del centro.

Escasos minutos después, los padres del niño, que esperaban fuera junto con los agentes, pudieron escuchar los llantos del menor al haber recobrado la respiración gracias a la atención médica prestada.

Sanitarios del centro médico manifestaron que la rapidez en el traslado del niño hasta el centro de salud había sido crucial ya que, al llegar, se encontraba sin respiración.

Posteriormente el menor fue trasladado al Hospital Virgen del Puerto de Plasencia, a fin de realizarle las pruebas pertinentes.

Los padres del menor mostraron su agradecimiento a los agentes por su profesionalidad y rápida actuación, que permitió que el niño recibiera atención médica inmediata