Al fin se recobra la normalidad en Guadalupe. Los hosteleros han comenzado a instalar sus terrazas, aunque, eso sí, con poco uso porque la lluvia lo ha impedido. El ayuntamiento que preside Felipe Sánchez Barba ha notificando las licencias de los veladores, retirados desde el pasado 10 de marzo porque los permisos estaban caducados.

“Hay que destacar que el consistorio trabajó a contrarreloj, dándole una prioridad extraordinaria para resolver este problema. Supone un gran alivio y es una excelente noticia para los bares, restaurantes, comercios, hoteles…”, señaló a El Periódico Extremadura el gerente de Ca.ba.rest. SL, Gastrobar Cerezo y Hostal Restaurante Cerezo, José Luis Cerezo, que esta noche mostraba la imagen de su velador.

El alcade guadalupense se comprometió el pasado jueves en la reunión que mantuvo con los grupos municipales a agilizar la tramitación de las licencias, modificar la ordenanza municipal reguladora si fuese necesario y trabajar en la mejora de la urbanización de algunas calles céntricas para facilitar la movilidad.