La Diputación de Cáceres ha invertido 18.000 euros en la creación del Mirador Celeste de Navalvillar de Ibor, situado en el paraje de Aguasfrías, en la dehesa boyal y el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara. Es un lugar privilegiado que se puede disfrutar de muchas maneras, contemplar la puesta de sol o el cielo estrellado, merece la pena sin necesidad de despegar los pies del suelo.

¿Quién quiere luz artificial teniendo la de las estrellas? Este nuevo observador se encuentra integrado en la Red de Miradores Celestes creada por la Junta Extremadura. La región es un destino único para la observación del cielo nocturno, en un momento donde el turismo de estrellas es una tendencia al alza. Las obras han sido ejecutada por la empresa local Construcciones Rodríguez Ayuso