La Guardia civil ha localizado a dos menores que provocaron un incendio en Cuacos de Yuste, la noche del 4 al 5 de agosto, en una pequeña parcela en el término municipal de la localidad cercana a viviendas que en esos momentos se encontraban habitadas.

La rápida actuación de los efectivos evitó que el incendio se propagara, siendo extinguido en menos de una hora.

Los dos detenidos accedieron voluntariamente a contar lo sucedido a la Guardia Civil, por lo que las diligencias practicadas por los agentes ya han sido remitidas a la Fiscalía de Menores de Cáceres.

Despliegue

Hasta el lugar del incendio tuvieron que desplegarse 4 vehículos de extinción de incendios (2 pesados y 2 ligeros), 2 patrullas de la Brigada Extremadura XI en apoyo y una patrulla de la Guardia Civil.

Además, se cortó la circulación de la vía de acceso a la zona afectada por el incendio, para evitar atascos de tráfico, al ser una vía frecuentemente utilizada por vehículos pesados.

La celeridad de los efectivos desplegados y el hecho de que los propios vecinos del pueblo, se percataran del inicio del fuego propició su rápida extinción.

El dueño de la parcela no quiso presentar denuncia, por lo que los agentes de la Guardia Civil actuaron de oficio y, tras sendas investigaciones, averiguaron que los supuestos autores eran dos menores de la localidad.

La Guardia Civil investiga el incendio en la finca. GUARDIA CIVIL

Arrojar neumáticos ardiendo

El fuego se originó al estar ‘jugando’ los dos menores a rodar neumáticos de bicicleta ardiendo, que llegaron a la parcela, prendiéndose la hojarasca y provocando un fuego.

Según el testimonio de los propios menores, trataron de extinguir este fuego (sin éxito) con cubos de agua; a continuación llamaron al 112 y se alejaron del lugar, quedándose allí otros menores que les acompañaban y vecinos de la zona que acudieron a ayudar.

La colaboración ciudadana y familiar fue clave para resolver este hecho. Los menores, al día siguiente y de forma voluntaria, contaran lo sucedido a los agentes ante la presencia de sus padres y familiares.

Desde la Guardia Civil hacen un llamamiento: “se hace imprescindible concienciar a la sociedad de la importancia de prevenir los incendios desde los actos individuales. Las imprudencias pueden tener consecuencias fatales para nosotros y nuestro entorno”.