La Guardia Civil ha investigado al responsable de una línea eléctrica cuyo mal estado pudo originar el pasado mes de julio un incendio forestal en el paraje Aldea Tudal de Villanueva de la Vera, que afectó a más de seis hectáreas de terreno.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 19 de julio con la declaración de un incendio forestal en el citado término municipal de la comarca de La Vera, lugar al que se desplazaron agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Jarandilla de la Vera, en calidad de Policía Judicial Medioambiental específica.

Así, una vez extinguido el incendio, a primeras horas del pasado 20 de julio, los agentes abrieron una investigación para esclarecer lo ocurrido, llevando a cabo la correspondiente inspección técnico ocular, así como la confección del informe técnico de investigación de causas del incendio.

La actuación determinó que el origen del mismo se encontraba en la línea eléctrica que discurría por la zona afectada, que presentaba un cable en mal estado justo encima del área del inicio el incendio, unido a que la vegetación existente en esta zona no presentaba el obligado estado de limpieza.

Por todo ello, realizaron gestiones tendentes a conocer la titularidad de la línea eléctrica que, supuestamente, había originado el incendio y averiguaron que se trataba de una línea de titularidad privada, perteneciente a una comunidad de propietarios.

Identificada la persona responsable de esta, en cuya obligación se encontraba la prevención y revisión del tendido eléctrico para evitar situaciones de riesgo que derivaran en un incendio forestal como el ocurrido, se procedió a su investigación como presunto autor de un delito de incendio forestal, por negligencia.

Las diligencias que han sido remitidas a la autoridad judicial competente en Navalmoral de la Mata.