PATRIMONIO EN PELIGRO

Stop a las cigüeñas en Valdefuentes

La Dirección General de Sostenibilidad retira varios nidos de las iglesias por petición del ayuntamiento, ante el peligro que suponen para inmuebles y viandantes

Cigüeñas, en una imagen de archivo, en el convento de San Agustín (siglo XVII).

Cigüeñas, en una imagen de archivo, en el convento de San Agustín (siglo XVII). / EMILIO MARTÍN

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

Hace unos años que la Iglesia ha declarado la ‘guerra’ a las cigüeñas por considerarlas una amenaza patrimonial para sus edificios. Un conflicto al que también se suman administraciones locales, ante el peligro evidente, como en el caso de Valdefuntes. La Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura ha retirado hasta 9 nidos de cigüeña blanca en las iglesias del municipio de Valdefuentes, tras una denuncia del ayuntamiento por el peligro que suponían para los viandantes y los daños que estaban ocasionando en las fachadas de estos edificios patrimoniales.

«El pasado 10 de agosto remitimos solicitud a la Junta ante el peligro que representaba para las personas y por el deterioro que están ocasionando en la cubiertas de las dos Iglesias de nuestra localidad», explica el alcalde de Valdefuentes, Álvaro Arias. El peligro para los viandantes proviene del «riesgo de derrumbe» y los daños patrimoniales se centran en «problemas de grietas y humedades». Una petición que el consistorio lleva varios años realizando. «Han procedido a la retirada de algunos de ellos (9 en total), los más peligrosos para los viandantes; y seguimos insistiendo para que los retiren en su totalidad. Sobre todo», subraya el alcalde, «insistiremos en la reparación de la cubierta del Convento de San Agustín».

Esto es debido al «deterioro que está sufriendo por los numerosos nidos existentes, para lo que encargaremos un informe técnico de las cubiertas de ambas Iglesias y lo remitiremos a la Dirección General de Patrimonio Cultural», asegura el regidor valdefuenteño. El consistorio ha remitido una solicitud a la Consejería de Cultura, adjuntando memoria técnica, para el arreglo de la cubierta de la iglesia y Convento de San Agustín, ante los daños que están produciendo los nidos de las cigüeñas, «originando fisuras en las cornisas, desplazamiento y rotura de tejas, cegado de canalones, así como manchas y erosión en cubierta y humedades por filtraciones en la bóveda».

El Convento de San Agustín fue fundado en 1663 por Alfonso Lancaster, I Duque de Abrantes y Ana de Sande, II Marquesa de Valdefuentes. Perteneció a la Orden de los Agustinos de Recoletos. Mientras que la Iglesia de Bienvenida es de la época de transición del románico al gótico.