LA JUNTA DE COFRADÍAS Y HERMANDADES LAMENTA EL RETRASO EN LA FIRMA DEL CONVENIO CON EL CONSISTORIO

Almudena Retamosa será la encargada de pregonar la Semana Santa de Trujillo

El premio ‘Cofrade del Año’ recae en Javier Torres, expresidente de la Junta

Presentación de las actividades de Cuaresma y Semana Santa de Trujillo.

Presentación de las actividades de Cuaresma y Semana Santa de Trujillo. / EL PERIÓDICO

Siguiendo con la tradición, la Junta de Cofradías y Hermandades Penitenciales de Trujillo presentó el Miércoles de Ceniza, su programa de actividades de Cuaresma y Semana Santa, con una rueda de prensa en su sede.

Tal y como se ya se había anunciado, esta programación seguirá la línea de años anteriores, no obstante, Manuel Quesada, nuevo presidente de la entidad, destacó que «se han introducido algunas variaciones, no en la forma, sino en el contenido», explicó.

Estas se verán reflejadas, por ejemplo, el día del pregón de Semana Santa, que en esta edición, correrá a cargo de la trujillana Almudena Retamosa Mateos, que se convertirá, de este modo, en la primera mujer en desarrollar esta importante responsabilidad.

Al respecto, Quesada señaló que «ha estado durante muchos años ligada al movimiento cofrade de Trujillo y conoce perfectamente todo lo referente al mismo. Además, es una gran oradora, por eso, goza de la confianza del pleno para llevar a cabo esta tarea», justificó.

Por otro lado, ese mismo día, se hará entrega del reconocimiento Cofrade del Año, un galardón instaurado recientemente por la Junta de Cofradías, que tiene como fin poner en valor el trabajo y la dedicación en todo lo referente al ámbito cofrade, durante el año.

En este caso, dicha mención, ha recaído en Francisco Javier Torres, último expresidente de la Junta de Cofradías, que cesó en el cargo el año pasado y que «cuenta con méritos suficientes para ser merecedor de este reconocimiento», concluyó el actual dirigente.

Tras la entrega del premio,  tendrá lugar un concierto, este año, a cargo de la banda de gaitas de Agarimo de Catabois, de Ferrol, que antes del acto, realizará un pasacalle desde la plazuela de los Moritos hasta San Francisco, donde está previsto este encuentro, el próximo 16 de marzo.

Otro de los cambios en la programación se pondrá de manifiesto el Viernes Santo, cuando, por la mañana, en lugar del Vía Crucis, se rescatará el Sermón de las Siete Palabras, que se celebraba en el siglo XIX y en parte del XX. «Será un acto de oración sencillo en el que se contará con la participación de la Banda de Música ‘Antonio Flores’», que elimina su concierto para incorporarse a esta iniciativa.

Posteriormente, Angélica Gaspar, vicepresidenta de la citada Junta, detalló las actividades del programa, haciendo especial hincapié en los horarios y lugares en los que estarán expuestas al público las imágenes, al igual que las calles por las que transcurrirán las procesiones y traslados. 

Finalmente, Juan Carlos Milla, párroco de Trujillo, quiso agradecer la labor del grupo humano que «altruistamente» trabaja por la Semana Santa trujillana. 

Falta de financiación

A pesar de que la nueva directiva emprende esta etapa con ilusión y ganas de trabajar, las primeras palabras de su presidente dejaron entrever cierta frustración, pues, según apuntó, «habían proyectado mejoras en los desfiles procesionales, que venían a enaltecer la vistosidad de los mismos, pero hemos tenido que desistir», lamentó.

El motivo: la falta de financiación derivada del retraso en la firma del convenio con el Ayuntamiento. «Por ahora, solo tenemos el compromiso de palabra de la concejala de Cultura de que el documento se está redactando e irá al próximo pleno», sin embargo, Quesada reconoció que les hubiera gustado conocer el contenido para planificar el gasto.

En este sentido, el presidente sostuvo que la Junta presentó en el mes de octubre del año pasado, un borrador de dicho convenio, pero, «según nos comentó el equipo de gobierno, el retraso se ha debido a la falta de interventor, que no se ha incorporado hasta el 9 de febrero», detalló.

En cualquier caso, Quesada, que aseguró que en cuanto conocieran el contenido del convenio se pondrían «manos a la obra» para llevar a cabo las actuaciones que puedan desarrollar «con tan poca antelación», cree que «si de verdad se quieren alcanzar los objetivos que se persiguen, hay que pasar de las palabras a los hechos y trabajar junto con las instituciones de manera fluida y bilateral».

Por último, quiso agradecer la gestión de la anterior directiva, «que dejó las cuentas bastante saneadas y con remanente suficiente». Asimismo, destacó el apoyo que están recibiendo de diferentes empresas trujillanas «que están respondiendo a una campaña de colaboración» que se ha lanzado para sufragar los gastos del programa. «Este año, más que nunca, estos donativos son la clave con la que vamos a sustentar nuestras actividades», afirmó.