Su coste ha superado los 2 millones de euros

El Palacio del Cerezo en Jerte abre sus puertas a la cultura y el bienestar

Se han tardado más de 12 años en dotar de contenido a esta gran infraestructura, que anunció Ibarra en 2006

Imagen exterior del Palacio Cereza.

Imagen exterior del Palacio Cereza. / Toni Gudiel

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

El Palacio del Cerezo, como la floración en el Valle del Jerte, empieza despertar tímidamente y a albergar los primeros conciertos en una infraestructura millonaria, cuya construcción ha estado cuajada de avatares. 

El 22 de marzo de 2006, cuando la crisis financiera no se atisbaba en el horizonte (y mucho menos la pandemia de la covid posterior), el entonces jefe del ejecutivo regional, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, sorprendió cuando, en plena inauguración del Cerezo en Flor (aquel año en Cabezuela del Valle), anunció la construcción de un palacio para «engrandecer» esta fiesta. Poco sabía entonces Ibarra de los imponderables a los que se iba a tener que someter su idea de mega palacio en el corazón del Jerte. Y la millonada que iba a suponer para el erario público.

Avatares

Comenzó a construirse en 2010, y 12 años después, en abril de 2022, tras languidecer su estructura en el corazón del valle (en una parcela junto a la N-110, en el término municipal de Cabrero), abrió sus puertas sin hacer ruido; sin inauguración y con la mirada puesta en poder dotar de contenido una estructura más propia de tiempos de opulencia, que se esfumaron y no tiene pinta de que regresen a corto-medio plazo. Las obras fueron recepcionadas en 2019, tras un proceso de construcción lento que tuvo que enfrentarse a los duros recortes de la crisis financiera global de 2008. La construcción se tuvo que paralizar, y aún después de la pandmia ha requerido de alguna intervención por parte de la Junta, que sigue corriendo con los gastos del edificio y su mantenimiento.

El objetivo: dinamizar cultural y turísticamente el valle, más allá de su joya de la corona: el Cerezo en Flor. 

Programa cultural

En el Palacio del Cerezo, los sábados y domingos de esta primavera habrá talleres, conciertos, actividades infantiles, ensayos abiertos y experiencias musicales para todas las edades. Ya han actuado Luis Pastor y Niño Índigo de forma desinteresada. «Queremos agradecer a todos los colectivos, grupos y agentes culturales de nuestra comarca que han llenado de propuestas el Palacio del Cerezo», explican desde la Mancomunidad Valle del Jerte. «También, por supuesto, al inestimable trabajo de Juan Carlos Herrero Bermejo, a su proyecto Radio Caravana y la enorme generosidad de los artistas que vienen apostando por esta iniciativa». 

De esta forma, se podrá disfrutar de los siguientes conciertos en el Palacio del Cerezo esta primavera: el 3 de marzo habrá una batukada a cargo del grupo Santuka del Valle; el 17 de marzo habrá una jornada de música tradicional a cargo de Isabel Martín; Experiencia de Yoga, Meditación Sonora y Viaje sonoro, el 13 de abril; la Jam del Libélula, el 21 de abril; Jornada Ohalbo de música electrónica, el 27 de abril; y taller de yoga y concierto inmersivo de Olga Serrano e Isma Newheart, el próximo 28 de abril.