Diputación de Cáceres

La residencia de mayores de Villa del Rey contará con más plazas y personal

La Diputación Provincial de Cáceres ha invertido 170.000 euros del Plan Activa Obras Bianual en la ampliación de esta dotación municipal

Visita a la residencia de mayores de Villa del Rey

Visita a la residencia de mayores de Villa del Rey / El Periódico

Redacción

El presidente, Miguel Ángel Morales, ha visitado la localidad de Villa del Rey, junto a su alcalde, José Flores Tapia, para conocer los resultados de inversiones de la Diputación de Cáceres en el marco del programa Pueblos con Futuro y del Plan Activa Obras Bianual.

Con un presupuesto de 170.000 euros del Plan Activa Obras Bianual se ha llevado a cabo la ampliación de la residencia de mayores de Villa del Rey. La instalación municipal cuenta actualmente con 18 plazas, y pasará a tener espacio para admitir a un mínimo de 20 usuarios más y creará 11 nuevos puestos de trabajo.

Además, la línea de ayudas Pueblos con Futuros ha invertido 27.445 euros en mejorar el pavimento de la calle Hernán Cortés, que da acceso a la Plaza Mayor.

El presidente ha conocido in situ las obras de ampliación de la residencia, de gestión pública municipal, que, además de la inversión del Plan Activa Obras, ha contado con otras subvenciones nominativas enmarcadas "en la filosofía que tiene la diputación de apoyar a los municipios cacereños en la atención a las personas de la tercera edad, a la lucha contra la despoblación y a la creación de empleo", ha destacado la institución provincial en una nota.

Morales ha recordado que desde el equipo de gobierno de la Diputación de Cáceres “se apoya y atiende las necesidades y demandas de todos los municipios de la provincia, con especial atención a las de los más pequeños y, por supuesto, sin importar a quienes hayan votado”.

Durante su visita a la localidad, el presidente acompañó a los vecinos en la presentación del Primer Libro de Historia de Villa del Rey, que ha sido diseñado e impreso por la institución provincial y cuenta con los textos de Inés Flores y las fotografías de Sebastián Martín.