la Democracia

No se cortan ni un pelo

Suso González Vaz-Romero

Si hubo un momento, que los ciudadanos creían en los políticos, fue al comienzo de la democracia en España. Entusiasmo y esperanza de hacer bien las cosas, después de padecer una dictadura, participando el pueblo, mediante sus representantes, los políticos. 

Con el paso del tiempo, la política se convirtió, en un modo de alcanzar un puesto de trabajo. De fácil acceso, no se requiere ningún tipo de requisitos, ni formación, tan solo ser amigo de. Después aparecería la corrupción política, hasta el punto que hubo dirigentes, que reconocían entrar en política para hacer dinero fácil y lo más rápido posible. Esta corrupción incipiente era disimulada. La ocultaban. El riesgo era que no te pillaran. Aparecieron los regeneradores de la política, los populistas, izquierda salvadora, para acabar con la casta. 

Hoy, ni ocultan la corrupción. Hasta tratan de justificarla. Modifican el delito de corrupción para tener menos penas, si te cazan. «No se quedó con dinero, desvió los fondos para otro fin, no permitido», (Griñan). Se utiliza el órgano de representación del pueblo español, congreso, para hacer negociosilícitos (Tito Berni). Se traicionan internamente entre ellos «te voy a joder la vida» (Iglesias a Díaz) y hasta los estatutos de su partido «cuando me puso a dedo me enfadé» (Yolanda Díaz). Se enfadó, pero aceptó. 

Si ven peligrar su sillón, crean un nuevo partido y con descaro dicen «sé, lo que quieren los partidos, cuánto dinero, cuantas listas y liberados», (vicepresidenta del gobierno). Se delatan entre ellos «Sánchez e Iglesias son y hacen políticas machistas», (Yolanda Díaz). Pero, a pesar de deslealtades e insultos, se perdonan por no perder el sillón «Podemos debe tener altura de miras y defender la unidad de la izquierda, pese a los ninguneos e insultos», (Iglesias). 

Son desleales, rompen la confidencialidad de asuntos de gobierno «Iglesias esta igual de presente. Formalmente, no está en los órganos, pero está ahí siempre y anunciando cosas del Consejo de Ministros en algún espacio de comunicación», (Yolanda Díaz). E incluso irresponsabilidad, ausencia del presidente del gobierno, para votar una reforma de una ley, que el mismo propone. (Sánchez). Y mentir ya lo tenemos asumido, incumpliendo un programa electoral en su totalidad. No se cortan ni un pelo.