El sindicato CCOO acaba de denunciar las condiciones laborales a las que se sometían los trabajadores de la empresa sevillana Ambulancias Tenorio, cuando esta empresa prestaba el servicio de transporte sanitario en Extremadura y el Gobierno autonómico optó por rescindir el contrato en diciembre de 2020 tras las sospechas vertidas sobre la calidad del servicio y los “reiterados” accidentes sufridos.

Esta denuncia coincide con el nuevo contrato de transporte sanitario que el Servicio de Salud Extremeño de Salud (SES) tiene que adjudicar, por un importe anual que supera los 47 millones de euros, y del que se han presentado unas cuatro empresas.

Comisiones Obreras enumera hasta once actuaciones que Ambulancias Tenorio habría cometido, cuando operaba ahí, y que irían en contra de los derechos de los trabajadores que realizaban el servicio de transporte urgente como el programado en Extremadura.

Considera que, supuestamente, la compañía cometió un fraude de ley a la hora de forzar a los empleados a doblar turnos para combinar ambas prestaciones de distinta naturaleza en una misma jornada laboral sin respetar los tiempos de conducción ni de descanso, lo que vulneraría la directiva europea 2003/88 y la 1561/96 sobre los tiempos de trabajo en el transporte por carretera.

Además, acusa a la compañía de obligar a los trabajadores de cubrir los turnos de sus compañeros cuando estos tuvieron vacaciones, todo ello sin reconocer ni abonar las horas extras realizadas. En este sentido, no se reconoce el derecho de los trabajadores a percibir dietas, según CCOO.

El sindicato, en un duro escrito, señala a Ambulancias Tenorio como una empresa que pone “en riesgo la seguridad y salud de los trabajadores” al ocultar, dice, los tiempos de conducción, forzando a los conductores a recuperar la jornada laboral de semanas irregulares de 35 horas, pero, en cambio, no reconocería la totalidad de horas realizadas, que con el sistema actual de turnos se superarían las 40 horas mensuales por trabajador.

Asimismo, la denuncia recoge que la empresa con sede en Sevilla no facilitaba a sus trabajadores ni del calendario anual ni de la antelación suficiente relativa a su jornada semanal.

Una modalidad muy extendida en el sector, son los contratos en prácticas, un instrumento del que, de acuerdo con CCOO, Ambulancias Tenorio lo utilizarías “fraudulentamente” al ocupar puestos de trabajo que no permitirían la obtención de la práctica profesional al nivel de estudios cursados.

Accidentes

La denuncia sindical no solo se hace eco de las malas praxis laborales supuestamente cometidas por la empresa, sino que también se hace extensión del presunto inadecuado mantenimiento, limpieza y desinfección de los vehículos y de sus bases de trabajo, incumpliendo la normativa relativa a los espacios y su climatización. Además, indica que Tenorio no habría facilitado el vestuario ni EPIS necesarios para que sus trabajadores desempeñasen el servicio, según CCOO.

Estas denuncias salen a la luz después las informaciones que indican que entre 2019 y 2020 las ambulancias del grupo Tenorio que operaban en Extremadura protagonizasen varios accidentes e incendios, provocando en algunos casos varios heridos.

Concretamente, en 2020 tuvieron lugar tres accidentes. El más reciente fue uno que ocurrió en agosto de ese año, cuando una ambulancia del grupo volcó tras una colisión con un taxi en Cáceres, que causó tres heridos leves. En marzo, una ambulancia logotipada del SES perdió el control en el servicio de Urgencias del San Pedro de Alcántara de Cáceres, y, dos meses antes, en enero, un conductor de una ambulancia de Tenorio tuvo que ser atendido por heridas sufridas en un incendio que surgió en el vehículo que conducía cuando volvía de Madrid.

A mediados de 2019, otra ambulancia de la empresa sevillana quedo destrozada después de sufrir un accidente cerca de Cabeza del Buey, saldándose con dos heridos.

No fue hasta diciembre del 2020 que la Junta de Extremadura decidió rescindir el contrato del transporte sanitario terrestre con Ambulancias Tenorio, que no terminaba hasta finales de 2021. Como alternativa tuvo que hacer un contrato de emergencia con la empresa extremeña Ambucoex para que prestase el servicio hasta que se hiciera la nueva licitación