La dehesa boyal Mínguez es objeto, en estos días, de varias mejoras que se ejecutan con una inversión que ronda los 34.000 euros procedentes de la Junta de Extremadura. En concreto, las actuaciones se realizan con una partida económica perteneciente a la convocatoria de subvenciones para el apoyo a la regeneración en terrenos de dehesas de titularidad pública de la comunidad autónoma de Extremadura.

En el caso de la dehesa de Coria, las actuaciones que se contemplan consisten en la creación de dos charcas de 2.000 metros cúbicos cada una. Estas nuevas charcas se sumarán a las nueve con las que ya cuenta el lugar por lo que habrá un total de once. En concreto, tienen como función servir de abrevaderos para el ganado, en este caso vacas. No obstante, también son puntos de agua importantes en caso de necesitarse para actuar ante un incendio.

El proyecto de mejoras en la dehesa incluye también la plantación de 1.000 unidades de Quercus, principalmente encinas que se distribuirán por distintas zonas de la propia dehesa. Además de realizarse labores de poda de formación de encinas pequeñas. La dehesa Mínguez se encuentra en la zona sur del término municipal entre Coria y Portaje. Cuenta con algo más de 800 hectáreas de dehesa con poco arbolado y mucho pastizal, de ahí que también se vayan a llevar a cabo las labores de repoblación.