El Ayuntamiento de Coria ha anunciado que durante el viernes y el sábado se modificará el uso de zonas destinadas al aparcamiento, además de dotar de nuevos espacios para este fin con motivo de la ordenación episcopal y toma de posesión del nuevo obispo, Jesús Pulido, de la Diócesis Coria-Cáceres, en un acto en la catedral. Precisamente, el alcalde, José Manuel García Ballestero, y el jefe de la Policía Local, Javier Cuenca, explicaron que esos dos días «habrá gran afluencia de personas y de vehículos». De hecho, se espera unos 100 vehículos con la presencia de obispos y el Nuncio del Vaticano, además de 50 autoridades civiles y militares.

Por ello, el ayuntamiento ha acordado que el casco histórico debe vaciarse de vehículos desde las cinco de la tarde del viernes hasta las tres de la tarde del sábado. El alcalde incidió en que durante este tiempo «el recinto intramuros está reservado para aparcamientos de coches oficiales». Para los vecinos de este lugar, se les ha habilitado espacios para aparcar sus coches en las traseras del Palacio de los Duques de Alba y en el patio del colegio público Virgen de Argeme; así como en el paseo de La Isla. Este evento ha obligado al ayuntamiento también a habilitar estacionamientos para autobuses entre la plaza del Molino y la calle Navalmoral.

En lo que es la seguridad, esos dos días habrá un despliegue de agentes de la Policía Local, Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil, a los que se sumarán jóvenes scouts; además de voluntarios y la Unidad de Seguridad Ciudadana de Cáceres. Finalmente, se recordó que en la zona del interior, en el `Campo de la Virgen´ se han reservado asientos para un centenar de personas. Ese día, el alcalde entregará una mitra al nuevo obispo, Jesús Pulido, en un acto privado.