La séptima ola ha llegado pisando fuerte, pero en silencio. La cobertura mediática a la que estábamos acostumbrados con el covid ha cambiado radicalmente, e incluso, es más complicado conocer los datos reales porque no se realizan pruebas diagnósticas o no se contabilizan todos los positivos. Por estas razones, los expertos han bautizado esta etapa como 'la ola fantasma' o 'la ola silenciosa'.

Después de más de dos años de pandemia y a las puertas del tercer verano con coronavirus, cada vez son más las medidas de prevención de contagios que se van quedando atrás. Hay muchas ocasiones en las que alguien no sabe cómo actuar cuando da positivo y lo cierto es que es una cuestión de responsabilidad individual.

¿Debo hacerme un test si tengo síntomas?

No es necesario ni obligatorio realizar ninguna prueba diagnóstica (PCR o antígenos) si se tienen síntomas leves.

En casos excepcionales, como de personas vulnerables o contactos directos, con síntomas graves o recién llegados de un país donde circula una nueva variante, se debe contactar con su profesional sanitario para que valore el caso.

¿Tengo que realizar cuarentena si soy contacto directo?

Sanidad confirma que los contactos estrechos no realizarán cuarentena. Sin embargo, durante los 10 días posteriores a la última exposición se deben extremar las precauciones y reducir la actividad social, especialmente con personas vulnerables.

¿Puedo ir a trabajar siendo positivo?

Los casos confirmados de covid o con síntomas leves están exentos de cuarentena y pueden ir a trabajar, según la La Estrategia de control y vigilancia establecida por el Ministerio. Aun así, recomiendan el teletrabajo cuando sea posible.

Entre otras recomendaciones se encuentra el uso constante de mascarilla, la reducción de interacciones sociales durante 10 días posteriores a la prueba positiva y la inasistencia a eventos multitudinarios.

Sin embargo, el Ministerio establece un protocolo diferente para los positivos que trabajan en hospitales, residencias, centros penitenciarios o sanitarios: sus empleados no acudirán al centro de trabajo durante los primeros cinco días desde el inicio de los síntomas o desde el diagnóstico positivo.

Te puede interesar:

Al dar negativo, puede reincorporarse. De lo contrario, esperará a reincorporarse al séptimo día desde el inicio de los síntomas o desde la primera prueba positiva.

En definitiva, cada uno debe seguir su propio criterio en función de los síntomas que tenga y de las personas que se encuentren a su alrededor. No hay ninguna obligatoriedad más allá de usar mascarilla en centros sanitarios, farmacias y transportes públicos.