Un primer libro publicado y de autoayuda. Elena Casco Cintero (Cáceres, 1983) tenía claro desde el principio que sería así: «Siempre me ha fascinado todo lo relacionado con la psicología, el crecimiento personal y la autoayuda y, como no podía ser de otra manera, mi libro va enfocado al descubrimiento, la evolución, la sanación, el amor y la felicidad», dice. Ese libro es Mariposa de alas azul eléctrico (Círculo rojo), con el que quiere poner su particular «granito de arena al mundo» y lo quiere hacer porque es «mágico», y lo hace invitando a los lectores a sorprenderse, y a sumergirse para conocer «un mundo increíble, bajo un mismo aspecto, pero con ojos nuevos», señala.

En la contraportada se puede leer que Elena Casco tiene el don de la mediumnidad, un don especial, que convierte a sus portadores «en personas especiales con un don extraordinario, capaz de conectarse con otros planos más sutiles que llegan a través de los sentidos». A ella, además, le sirvió, «desde que tengo uso de razón, para no tener miedo a la muerte, para entender y comprender el funcionamiento de las cosas, para ver la vida como una bendición y lugar donde crecer desde dentro, desde el corazón», pero también «para ser inmensamente feliz y ser libre desde la honestidad y el respeto hacia los demás y hacia mí». Nada por tanto que ver con las hierbas, oscuridad, maldad y secretos de viejas creencias y tradiciones, señala esta coach especialista en inteligencia emocional y practitioner en Programación Neurolingüística que, aunque nació en Cáceres se siente alonseña (de la pedanía de Miajadas Alonso de Ojeda). Ahora está dedicada en exclusiva a la promoción de su libro.

Califica su libro de "pequeño objeto, que espero que haga volar, soñar, crecer, admirar y sanar"

Aficionada a leer, escribir, escuchar música o meditar, explica que detrás del libro y su título hay «una historia personal muy bonita, que tiene mucho que ver con una simbología muy clara y profunda», pero que prefiere mantener «de forma anónima, discreta y sagrada» aunque si cuenta que le pareció el título «perfecto» para «este pequeño gran tesoro» que para ella es Mariposa de alas azul eléctrico, un «pequeño objeto lleno de muchas páginas, profundo, e intenso, que espero y deseo que haga volar, soñar, crecer, admirar, y sanar a muchas personas».

Preguntada si de verdad cree que en su libro están todas las respuestas para que cada uno encuentre su yo interior, Elena Casco responde: «Las respuestas están en cada uno de nosotros; solo debes encontrar una buena guía, armarte de valor, un compromiso contigo mismo y ver todo lo que eres y tienes alrededor con amor. A partir de ahí..., el viaje comienza». Un viaje que a ella le ha llevado «muchos años, muchas experiencias, observación y muchas horas de estudio». «Aunar y recabar --continía-- todo lo que encontré y consideré útil para mi crecimiento personal y para ayudar a otras personas a que también pudieran crecer».

La recomendación

Aconseja leerlo «con el corazón abierto de par en par, a solas y con unas ganas inmensas de encontrarte con ‘tú yo’, frente a frente», porque, afirma con rotundidad, un libro es capaz de «cambiar tu forma de verte y ver la vida».

Antes de escribirlo «ya era muy feliz» y ahora lo sigue siendo, pero con un sueño cumplido: «Haber escrito este libro con una mariposa de alas azul eléctrico y mucha belleza, magia y luz dentro, que comparto y espero y deseo que ayude a muchas personas». 

Lectora confesa de libros de autoayuda, asegura que su libro va dirigido «a todas las personas que de alguna manera sienten que deben comenzar desde un lugar bonito y sin prisas, descubriendo con respeto y dejar que poco a poco la magia ocurra».

Recomienda realizar ese viaje interior acompañados de profesionales (dice que los psicólogos y terapeutas «nos ayudan a comprender y sanar», aconsejando visitarlos una vez en la vida) o de libros, pues «te permiten indagar y bucear, desde la intimidad, con tus pausas necesarias, sin tener que compartir o exponer a nadie lo que vas encontrando o descubriendo».

Cree en la reencarnación

«Cada persona es un mundo», afirma con el mismo convencimiento con el que asegura que cree «firmemente en la reencarnación» y de hecho explica: «He recordado y tengo memoria de algunas de mis vidas pasadas, que me ayudaron a comprender y entender muchas cosas en esta». También es convincente cuando destaca que el «juego de la vida es el juego del amor» y cuando añade que desde pequeña, «al ser consciente de la existencia de otros mundos más sutiles y verdaderamente increíbles», sintió «la necesidad de ayudar» y ahora lo hace con este libro, tras muchos años de observación, investigación y estudio, y lo hace porque se siente «agradecida y afortunada» por las cosas grandes que le ha ofrecido la vida, razón por la cual ahora, dice, «no espera nada»; y no lo hace porque: «Yo fluyo y dejo que la vida me sorprenda».

Aficionada a leer, meditar o escuchar música, ahora se dedica en exclusiva a promocionar su obra

Sus respuestas, al igual que este su primer libro (escribirá otro cuando «sienta» que debe hacerlo), están llenas de buenas vibraciones, buenas intenciones y mejores deseos, no en vano el mensaje que quiere transmitir no es otro que: «Date amor a ti mismo y a todo el que te rodea. Descubre tus pasiones, talentos, y saca de paseo tus dones, pues no hay nada más gratificante y más bello en esta vida que compartir con los demás aquello que sincero y que con amor salió de lo más profundo que tienes, el alma». Y Elena Casco Cintero, técnico en Recursos Humanos y Relaciones Laborales, lo ha hecho escribiendo estas 184 páginas, que promociona con un vídeo colgado en YouTube en el que invita a leer Mariposa de alas azul eléctrico, aportando detalles, con imágenes y música relajante, sobre este libro que «hay que abrirlo, pasar sus páginas, y sumergirte dentro, para que de verdad te haga viajar, sentir y soñar». ¿Aceptan la invitación? ¿Aceptan el reto de ayudarse para ayudar a los demás?