HOMENAJE AL POETA DE OLIVENZA

Manuel Pacheco: poemas en forma de música

El extremeño Francisco Joaquín Pérez González investiga sobre los artistas musicales que han puesto melodías a las palabras del excepcional poeta oliventino, fallecido en 1998, y comparte aquí su trabajo

El extremeño Manuel Pacheco, en una imagen de archivo.

El extremeño Manuel Pacheco, en una imagen de archivo. / EL PERIÓDICO

Redacción

Hace dos años, cuando se cumplió el centenario del nacimiento del poeta extremeño Manuel Pacheco (Olivenza 1920), fallecido en Badajoz en 1998, nació también un disco homenaje Poemas en forma de música en el que se recogen musicalizaciones a los poemas del conocido autor. Un disco editado por el Ayuntamiento de Barcarrota (Badajoz) y creado y coordinado por otro extremeño, de Barcarrota, Francisco Joaquín Pérez González, que lleva trabajando sobre la obra de Pacheco desde que tuvo su primer contacto con el oliventino en 1988. 

Además de este disco homenaje, de la mano de Pérez González han salido, entre otras destacadas actuaciones, una primera exposición sobre el poeta, la edición en braille de Ausencia de mis manos y la edición de un inédito: La muerte y la doncella. Activo y en silencio, el barcarroteño sigue trabajando sobre el legado del excepcional poeta, cuya obra ha quedado como una de las más innovadoras y auténticas que ha dado Extremadura en el siglo XX. Tras el disco Poemas en forma de música lanzado en el 2020, ha continuada indagando sobre cuantos artistas más han sido responsables de poner música a los poemas de Manuel Pacheco. A continuación, extraemos una parte de su activa investigación. «Conocer todo lo que se ha editado, musicalmente hablando, con las letras del poeta oliventino es ardua tarea. Por eso partimos de la premisa que el mismo poeta, en un apartado de la primera recopilación que hizo de su obra nos da valiosas pistas para este trabajo», explica Pérez González. 

El autor de este trabajo parte de las «pistas» que el mismo poeta dejó en la primera recopilación que hizo de su obra

 Así, siguiendo las indicaciones autobiográficas aparecidas en el «magnífico» trabajo de la Editora Regional y la Diputación de Badajoz (1986), con introducción de Joaquín Regodón, sobre la parte en la que el poeta enumera las versiones de sus poemas hasta entonces conocidas, «vamos a intentar localizar qué fue de aquellos músicos que pusieron melodía a las palabras de Manuel Pacheco». El investigador barcarroteño narra a continuación, en primera persona, sus indagaciones:

Juan Antonio Espinosa

Sin duda ha sido este artista el que más ha promocionado la labor poética de Manuel Pacheco, gracias a su música. Su disco Cantares de ojos abiertos, fechado en 1976, es una trabajada y valiosa grabación de la que el poeta se sentía más que orgulloso. En la antología Nunca se ha vivido como se muere ahora (Edi. ZERO, 1977) aparece, como colofón a una recopilación de poemas ya impresos de Pacheco, un apartado titulado Romances de ojos abiertos, el que, a la postre, se convertiría en Cantares de ojos abiertos, que luego Pacheco nomina como libro completo suyo y que apareció junto al LP y Casete de Espinosa, como cancionero.

De aquí bebió, del Nunca se ha vivido…, sin duda, Juan Antonio Espinosa para componer el disco homónimo y que incluye, respetando casi íntegramente las letras, los poemas canciones: Romance del hombre que buscaba su infancia (en la grabación Buscando su infancia); Romance para gritar el silencio (en la grabación Para gritar el silencio); Romance a mi bota rota (en la grabación Mi bota rota); Romance para no cantar la fiesta de la poesía (en la grabación Para no cantar la fiesta de la poesía); Romance para tirar una piedra (en la grabación Para tirar una piedra); Romance para nombrar a Antonio Machado (en la grabación Para nombrar a Antonio Machado).

Otro de los poemas que aparecen musicado por Espinosa es Yo me dirijo al hombre, extraído de Poesía en la Tierra (Edi. ZERO, 1970). Y, el resto pertenecen al posterior Cantares de ojos abiertos, catalogado inicialmente por Joaquín Regodón. Estos son: Hay que hacerlo esperanza, La juventud se marcha, Para gritar el silencio y El hambre es negra en la cara A y, en la cara B, Dame la mano, muchacha y Niño de carne amarilla.

Pero no fue este el primer trabajo que Espinosa dedicó a Pacheco. De fecha anterior es un single que, bajo el título Niño de carne amarilla, incluía dos temas basados en letras del poeta oliventino. Los títulos de las canciones son Niño de carne amarilla (versión del poema Villancico al niño de Vietnam imprso por primera vez en Poesía en la Tierra) y Villancico al niño pobre. Este sencillo fue grabado en 1974

El Orfeón Santiago, de la ciudad de Santiago de los Caballeros, en la República Dominicana, tiene grabado, bajo la dirección del padre César Hilario, en vídeo, esta versión de Espinosa. La pueden ver y escuchar a través Youtube. 

Grupo Tentativas

El autor de esta investigación indica que del siguiente grupo en la lista del trabajo al inicio reseñado, o sea, Tentativas, de Salamanca, no ha logrado encontrar nada. De ellos dice Pacheco que grabaron varios poemas de su libro Poesía en la Tierra. Así sería. Sigo buscando.

Luis Pastor

Nacidos para ser libres es el título del LP y casete que el extremeño Luis Pastor sacó a la luz y al oído en el año 1977. Movieplay fue la empresa que confió en este trabajo, en el que como todo lo realizado por este reconocido cantautor figura la canción Despiertos, compañeros. Con un agradable acompañamiento de mandolina transforma Luis Pastor lo escrito por el oliventino en un regalo musical para los amantes de la música y la poesía pachequiana. 

Hierba del campo

Este grupo folk andaluz puso música al poema Romance del hombre que buscaba su infancia, en esta ocasión titulado Buscaba su niñez. Salió en un single acompañado de otra canción, Infancia. La versión corresponde a Teresa Pérez, antigua componente de esta formación que, hoy en día, después de su creación en 1977, sigue activa. El single contenía, como queda dicho, dos canciones y estas fueron extraídas del LP de título homónimo e igual portada. La aquí mostrada (ver la imagen superior) es la correspondiente al single (Discorama, 1977).

Kabila

Este grupo cordobés del cual Pacheco dice que «musicalizó» varias canciones con poemas de Poesía en la Tierra. Como suele pasar con otros agrupaciones musicales, estos grupos cantaban «por pueblos y cortijos andaluces» -en palabras de Pacheco- temas de interés social en la época, pero pocos, salvo los aquí mostrados, pasaron por un estudio de grabación para dejar constancia de su trabajo. Éste debió ser uno de ellos ya que, a pesar de un somero rastreo, no se ha encontrado nada editado al respecto.

Juan Ángel

A pesar de que nos dice Pacheco que este intérprete ha musicalizado varios poemas suyos, por testimonio personal del artista pacense sabemos que no grabó nada y eso que Juan Ángel puso música, en sus varios discos editados, a multitud de autores, muchos de ellos extremeños.

Paco Medina (y Javier Inglés)

De ambos músicos hace referencia Pacheco en la nómina de artistas que pusieron voz a sus palabras. Paco Medina (en la imagen superior), musicó muchos poemas, algunos de Pacheco, pero le es imposible, según sus palabras, «recordarlos ya que hace más de cuarenta años de eso». No obstante, afanoso en su trabajo, ha puesto música recientemente (en 2021) al poema Llamada en la noche, consiguiendo una adaptación del texto pachequiano de muy alto valor.

De Javier Inglés (foto de abajo), cuestionando a Paco Medina sobre su persona y posible localización, nos dice que aquel «no recuerda los poemas a los que puso su voz».

Nando Juglar

Sin duda, este cantautor jerezano ha sido el que más rendimiento le ha sacado a una única canción de Manuel Pacheco. De desigual título, según el disco que fuera, versiona el texto Romance del hombre que buscaba su infancia y lo incluye hasta en cinco trabajos suyos: Mis primeras composiciones de 1985 (Pista 10 - Buscaba su niñez); Ensoñaciones de 1985 (canción El niño); Hechicera (sexta pista); Los poetas de Nando de 2015 (canciones Buscaba su niñez y Poeta del Guadiana); Extremadura, música y poesía, libro y disco editado por la Diputación de Badajoz en 2001 (cuadernillo con las letras de Buscaba su niñez y Poeta del Guadiana).

Fermín García

«En su primer LP, Emociones, ha grabado mi poema El Niño». Este incompleto texto es lo único que el poeta, o el recopilador de la obra al inicio aludida, nos aporta sobre un disco de autor desconocido. Sin duda se trata de un claro error de imprenta, pero eso no fue óbice para que nos enfrascásemos en la búsqueda del misterioso autor de ese título discográfico. Se trata de Fermín (García), cantautor e intérprete de largo recorrido y activo practicante en múltiples y exitosas facetas artísticas. Fue Fermín igualmente acompañante de Pacheco en infinidad de recitales donde ambos artistas aunaban sus habilidades artísticas para acercar la poesía a los pueblos extremeños entre los años 70 y 80.

En el año 1989 Fermín sacó el LP Inquietudes, donde se recogían canciones inspiradas en diversos autores extremeños. Allí nos encontramos con letras de Luis Álvarez Lencero, Félix Grande, José María Pagador o Jaime Álvarez Buiza, entre otros, y por supuesto, Manuel Pacheco, del cual hace una nueva versión de Romance del hombre que buscaba su infancia, aquí respetando el título original.

En otra grabación del mismo autor (Petroco, 2005), titulado Pinceladas, encontramos He leído tus poemas (originalmente en la obra de Pacheco titulado Para nombrar a Antonio Machado), otra creación del oliventino versionada por Fermín.

A Fermín García también le debemos la edición del CD Manuel Pacheco y Fermín, grabación donde se puede escuchar la voz del poeta oliventino en un recital realizado por ambos en Badajoz en el año 1976 y que fue editado en 2003 por la Diputación Provincial de Badajoz.

Raíces - Juan Montensinos

«Puse música a algunos poemas que encontré en un librito de poemas del gran poeta Manuel Pacheco», nos dice este reconocido profesor y activo todoterreno musical, Juan Montesinos. En 2019, el grupo valenciano Raíces celebró 50 años desde su fundación por Montesinos. El grupo estuvo activo durante dieciocho años, pero desapareció al ser trasladado Montesinos por trabajo de Valencia a Cartagena. Entre los múltiples espectáculos que montaron estuvo el poema musical Cantos al Hombre, en el que (como se ve en las imagen superior) pertenecientes a un resumen de la labor de este grupo folk, utilizaron textos de Manuel Pacheco.

Poemas en forma de música

En el año 2020 se cumplían cien años del nacimiento del escritor motivo de este trabajo. El Ayuntamiento de Barcarrota, bajo la coordinación del que esto les escribe (Francisco Joaquín Pérez González), reunió en un CD buena parte de la producción musical hasta ahora aquí referenciada. Contó para ello con la imprescindible colaboración de Luis Alfonso Limpo y Manuel Pecellín. Esta actuación editora fue debida a que la madre de Pacheco era oriunda de esta localidad. Suficiente motivo.

El diseño de la carpeta correspondía a los bocetos en barro que el escultor Luis Martínez Giraldo, barcarroteño, realizó para la escultura Los tres poetas, instalada en Badajoz. De las once canciones que incluye la grabación, todas ya habían aparecido en los respectivos trabajos de sus autores hasta ahora apuntados, salvo el tema inédito El cante jondo, musicalizado por José Miguel Serrano Domínguez e interpretado magistralmente por Manuel López Saavedra, ‘El Niño de la Rosa’.

En este trabajo se utilizó la grabación Manuel Pacheco y Fermín García para intercalar la voz del poeta en dos de los temas contenidos. Las canciones que componen esta grabación única, pionera en Extremadura en este tipo de homenajes, son: Poeta del Guadiana (se trata de un poema de Plácido Ramírez al que le pone música y voz Nando Juglar en homenaje al autor tratado); Despierto, compañeros (Luis Pastor); y La bota rota (Juan Antonio Espinosa). Además, hay cuatro versiones de Romance del hombre que buscaba su infancia: Romance del hombre que buscaba su infancia; Buscando su niñez; Buscando su infantica; Buscaba su niñez; Dame la mano muchacha; He leído tus poemas; Yo me dirijo al hombre; y El cante jondo. 

Y hasta aquí hemos llegado. Por ahora. Seguramente habrá por ahí escondida alguna que otra sorpresa musical basada en poemas de Manuel Pacheco. Queda abierto este listado a nuevas y gratas incorporaciones futuras. Lo escrito ya sobra para conocer un poco de cuantos músicos quedaron constancia, en sus grabaciones, de las palabras del poeta Manuel Pacheco y consiguieron acercar, de esta manera, la obra musical del incansable creador Manuel Pacheco Conejo al público interesado.