Kiosco

El Periódico Extremadura

La entrevista Antonio Molina 'El Choro' Bailaor

"Hoy en día, hagas lo que hagas, lo que vende es la palabra flamenco"

Antonio Molina 'El Choro'. Cedida

Lo que era una costumbre coloquial y entre amigos se acabó convirtiendo en un espectáculo y así, Antonio Molina ‘El Choro’ (Huelva, 1985) bautizó como ‘#SiDioskiere’, una obra con la que quiere transmitir, básicamente, alegría, ganas de vivir y un respeto absoluto por el flamenco, y todo lo que con calidad suene, y lleve a este arte. Tras el estreno absoluto en la última edición del Festival de Jerez, El Choro presentará en Teatro Central de Sevilla, en el marco de Flamenco viene del Sur el próximo 9 de junio un ‘#SiDiosKiere’ donde la pureza y la heterodoxia juegan como figuras gemelas que se transforman para sacar del creador el recuerdo de la felicidad y de la alegría. Como espectadores, asistimos a un camino de tránsito, de transformación: la terminación de la creación para comenzar su re presentación.

Por eso, como nos comenta su autor, la iluminación es pieza clave durante todo el espectáculo: «La historia queda situada en un mundo luminoso, casi limpio...el ámbito de la luz...» Una apuesta por la positividad, la generosidad y el buen flamenco. «Es un intento de mostrar el mundo de la trastienda antes de que se levante el telón y desaparezca el lienzo de la locura, es el espacio en el que el espectador se detiene a contemplar silencioso la construcción de un mundo de creación que ha preparado su corazón y su espíritu para comulgar en la liturgia de la alegría, para participar del diálogo con la luz y lo profano» ¿Están preparados para tanta magia? Pasen y lean. 

«El flamenco nunca debe de dejar de oler a flamenco

decoration

¿Qué es ‘#SiDiosKiere’?

No tiene un argumento, una dramaturgia. Este espectáculo es una forma de expresar mi alegría, las satisfacciones que me ha dado el flamenco y sobre todo después de todo lo pasado durante la pandemia. El poder bailar y volver a los escenarios es la forma de agradecimiento que le doy al flamenco. Es como un homenajea este arte. Un espectáculo alegre en el que yo quiero pasármelo bien y que el público también lo haga. 

Paco Vega a la percusión, Juan Capallo y Eduardo Trasierra a la guitarra; Jonathan Reyes y Jesús Corbacho al cante; y a los vientos Fran Roca. Así se presenta en el Teatro Central de Sevilla, aunando lo contemporáneo con lo tradicional, ¿eso como se consigue?

Lo contemporáneo se representa en la escena, sobre todo en la iluminación que acompaña con mayor luminosidad todo el movimiento que hay sobre el escenario; y mi baile flamenco pero adaptado a los nuevos tiempos, con un baile más evolucionado.

¿Dónde queda aquello de «la pureza es la vanguardia»? ¿Hay que modificar el flamenco para entenderlo o somos nosotros los que ya no entendemos?

(Se ríe) ¡Muy Buena pregunta! Hoy en día, hagas lo que hagas, lo que vende es la palabra flamenco. Tu puedes hacer un espectáculo super vanguardista que si no pones la palabra flamenco o un palo flamenco dentro de la obra no vendes…, lo bueno que tiene el flamenco es que le puedes meter cualquier danza o cualquier música que el flamenco lo acoge. Está bien por una parte pero por otra…, el flamenco nunca debe de dejar de oler a flamenco. Si vas a vender flamenco tienes que hacer flamenco.

Eres el único bailaor que estará en ‘#SiDiosKiere’, ¿no?

Sí, en esta ocasión sí.

«Realmente, yo no creo en la moda, ni creo ni quiero estar, porque la moda es algo pasajero

decoration

¿Siente que está de moda, que ha llegado su momento?

Realmente yo no creo en la moda, ni creo ni quiero estar, porque la moda es algo pasajero. Yo prefiero estar siempre en el escalón, no quiero pegar un boom muy fuerte este año y al año siguiente estar dando vueltas en mi casa. Prefiero pegar un pequeño boom ahora, al año que viene otro y así. Yo digo que el tema de las modas es como mi grupo musical favorito que es Ketama, que nunca tuvieron un boom, pero siempre estuvieron ahí como los números uno. Es verdad que he vivido momentos ‘clave’, como cuando gané el premio artista revelación en 2016 que ahí si, viví un empujón y viví un auge. Me llamó Vicente Amigo y demás, y sí, estuve de moda pero yo huía de eso, yo no quería ser el bailaor de moda. Yo quería seguir luchando y no relajarme porque un día estás arriba y a los dos días estás abajo. Yo prefiero no estar a la moda pero estar. 

«Mi baile lo definiría como ‘flamenco actual

decoration

¿Qué le queda de todo lo que aprendió de su padre? 

La base es de mi padre, estuve ensu escuela, y toda mi base es de él, desde luego. 

¿Qué no se puede aprender del flamenco?

Lo que no se puede aprender del flamenco es a transmitir. O transmites o no transmites, no te puedes poner delante de un espejo y aprender a hacerlo. 

¿Cómo definiría su baile?

Yo mi baile lo definiría como ‘flamenco actual’. No me considero un flamenco de hace veinte años, porque a día de hoy bailo técnicamente a los tiempos que corren. El flamenco de hoy en día no es para nada antiguo, estamos bailando conforme la corriente nos está llevando. 

Compartir el artículo

stats