Dos profesionales reconocidos en el baloncesto español, Ángel Jareño y Ángel Sanz, llegan a Herrera del Duque, que acoge este jueves la charla formativa: deporte y educación. El exentrenador del Real Madrid triunfa con su libro ‘Baloncesto para educar’ y el ex jugador de la Universidad de Houston da charlas en todo el mundo. La apuesta de Herrera del Duque por el mundo de la canasta se amplía con el entrenador extremeño Eulogio Martín que dirigirá las escuelas de basket.

El emeritense Sanz explica que «solamente uno de cada 16.000 deportistas consigue vivir de su deporte. Con lo cual, si nosotros somos entrenadores, o tenemos escuelas deportivas, o un club, no podemos ser tan pretenciosos de pensar que nosotros vamos a ser los que vamos a alimentar al deportista de alto rendimiento. Nosotros estamos trabajando para los 15.999 que no van a vivir del deporte y si algo tenemos que darles es educación».

Jareño añade que «el niño es el verdadero protagonista de todo el baloncesto y en el deporte de formación y debemos intentar no abandonar ese lado formativo porque nos estamos yendo demasiado hacia el lado profesional del deporte y estamos intentarlo colocar en su sitio, que es el que corresponde».

Desde la perspectiva de Sanz, el deporte va mucho más allá de generar deportistas de alto rendimiento o nivel, «el deporte tiene una función en la sociedad que básicamente es ser la herramienta que nos permite educar, transmitir valores, conocimientos, habilidades y competencias que hace que la sociedad sea mejor. El deporte lo ha perdido, la razón principal y tenemos una responsabilidad que es traerlo».

¿Y cómo recuperar las señas de identidad? Jareño explica que «hay que poner las cosas en su sitio, el tren sobre la vía como decía el entrenador Ignacio Pinedo. Estamos intentando hacerlo porque nos hemos ido a otro lado diferente. Todo lo que es alto rendimiento, ganar, llegar a ser profesionales, corresponde al deporte adulto, pero es opuesto al deporte de formación».