«Para mí, el Cacereño tiene a los mejores jugadores del grupo». Pese a sostener esta teoría, el entrenador del Coria, Miguel Rubio, añade: «podemos ganarles, como hicimos en la primera vuelta o hace dos años en su campo». El domingo (12.00 horas, Príncipe Felipe) se saldrá de dudas sobre el desenlace del choque más interesante, al menos sobre el papel, de la jornada en la Tercera División extremeña.

La versión más optimista del técnico placentino del Coria se fundamenta en el buen momento que atraviesa su equipo, cuarto en la clasificación y con una dinámica ganadora ya recuperada, una vez pasados los tropiezos por circunstancias añadidas como lesiones o sanciones de hombres muy importantes como Teto o Carlos García, entre otros.

«Tenemos un gran césped que nos hace entrenar mejor y también a 19 jugadores disponibles. Solo hay una baja, la de Álvaro, por lo que tenemos muchas posibilidades de conseguir el triunfo». Ni siquiera, dice Rubio, firmaría ahora el empate. «Dependerá de cómo vaya el partido», apuntó en declaraciones a este diario.

Miguel Rubio alabó la calidad y la presencia de hombres como Gabri, Rodri o Marcos Torres y el hecho de que «haya fichado a cuatro jugadores de Segunda División B» en el mercado de invierno, lo cual ha aumentado el nivel al que se refiere el propio entrenador cauriense.