Cumple su tercera temporada en el equipo Extremadura Ecopilas. Este llerenense que no ha cumplido aún los 23 años se estrena esta semana en la máxima categoría (élite) del ciclismo de montaña. Con títulos nacionales en sus piernas, en este año será el líder de la escuadra extremeña y desde mañana estará en una de las dos pruebas mundiales que existen con la máxima cualificación UCI: la Andalucía Bike Race. Es Manuel Cordero Morgado.

Lo hará tras vencer en el Open de Extremadura XCM en la Maratón de la Miel de Fuenlabrada de los Montes, donde logró la primera victoria de la temporada. Además, junto a su compañero Benavides, fue cuarto en la Mediterranean Epic. «Saber sufrir y exprimirte al máximo aquí es el mejor entrenamiento que se puede hacer de cara a otros objetivos, como era mi caso».

Con Pedro Romero ausente y Alejandro Díaz de la Peña en segundo plano, Cordero asume su nuevo rol con humildad. «Durante estos dos años he aprendido mucho con Pedro y Alejandro y la verdad es que me encuentro tanto física como mentalmente en condiciones para asumir responsabilidad, que sabía que me llegaría en algún momento y me ha tocado ahora mismo. No tengo temor alguno en ese sentido y asumo este papel con total naturalidad. Formamos un buen equipo entre todos y yo espero ser un digno representante en este sentido».

Ambición máxima

Cuestionado sobre cuáles son sus objetivos reales, analiza: «De momento, mi reto es la Andalucía Bike, durísima prueba por etapas, donde me gustaría estar entre los 15-20 primeros clasificados de la general. La participación será similar a Mediterranean, excepcional, pero sabiendo que yo voy a más a medida que van cayendo los días y kilómetros, y que conozco parte de las etapas finales que se disputan en Córdoba, trataré de estar con los mejores en el día a día y en esas etapas finales, si llega la oportunidad, aprovecharla».

Después le llegarán el Desafío de la Magrera, el 1 de marzo en Hornachos, una semana después el Maratón Puerto de la Cabra en Quintana de la Serena, ambas del Open de Extremadura, y después en el Open de España en Jerez de los Caballeros, en el Maratón Templario, «en el que me gustaría vestirme de líder en mi tierra, sería un honor». También dice que quiere estar en el Campeonato de Europa XCM, que será en la portuguesa Sierra de la Estrela el próximo 14 de agosto.

Sobre su propia escuadra ciclista y su filosofía, apunta que el equipo «brinda una gran oportunidad para la entrada de deportistas de la región y luego la de poder estar en las mejores pruebas del calendario internacional que, de otra manera, sería preparación, material, infraestructura, gastos, etcétera».

Del mismo modo, juzga a su compañero Miguel Benavides en los siguientes términos: «Le veo muy bien, es su segundo año en el equipo y ganar un título nacional en su estreno en sub-23 la verdad es que pocos corredores lo han hecho. Esta temporada también le veremos arriba después de un año ya con nosotros».

Con Miguel Periáñez, «que llega desde nuestra escuela ciclista GR100 MTB y primer deportista del club que se incorpora al primer equipo, he coincidido en varios entrenamientos en Plasencia, igual que a Francis Barquero, el más joven del equipo». Asegura que a ellos les dice « que no tengan prisa, pero que sepan aprovechar la oportunidad. Si cumplen, los resultados llegarán». Y ello se lo aplica a él mismo, claro. Es Manuel Cordero, la realidad del Ecopilas.