Con los deberes hechos y asegurada la presencia otra temporada más en la Liga Reto Iberdrola, el Femenino Cáceres mira ya a la segunda fase de la competición, pero sobre todo mira al futuro, al próximo curso donde, por qué no, el reto podría ser más ambicioso.

No ha cerrado la primera parte de la competición de la mejor forma posible, tres derrotas seguidas, pero eso no ensombrece lo conseguido. No está siendo una temporada fácil. El covid obligó a aplazar varios partidos, a largos periodos sin competir, a muchos encuentros en poco tiempo. Así ha sido el mes de febrero y eso, reconoce el técnico Ernesto Sánchez, puede que les haya pasado factura. «Físicamente quizás nos ha costado un poco, al final han sido muchos partidos seguidos».

Pero no se puede parar. Un par de días de descanso y el miércoles de nuevo a entrenar. Por delante, dos semanas y media antes de que comience la segunda fase de la competición (20-21) en el grupo por el ascenso. Una pequeña pretemporada con la que prepararse los ocho partidos que aún debe jugar el Femenino Cáceres ante los cuatro primeros clasificados del Grupo Sur B: Villarreal, Alba Fundación, Alhama y Real Unión Tenerife Tacuense. En este grupo aún hay pendientes tres partidos aplazados y tercero y cuarto pueden intercambiar sus posiciones, pero su clasificación no corre peligro.

«Ahora tenemos que recuperar a las jugadoras que están sobrecargadas, estudiar a los rivales, reajustar todo un poco», explica Sánchez que, sincero, reconoce que cualquier objetivo más ambicioso es imposible. «Ni ganando todo cogemos al Villarreal», el gran favorito al ascenso. De hecho, ha ganado 13 de los 16 partidos que ha disputado y anotado casi 40 dianas. Solo el campeón del nuevo grupo que se ha formado entre los cuatro mejores del Grupo Sur A y los cuatro del Sur B subirá a la Primera Iberdrola.

«Nuestra motivación --explica el técnico-- es ir preparando ya la siguiente temporada, aprovechar a todas las jugadoras en los partidos que nos quedan, repartir los minutos, también entre las del filial. Para nosotros será un tiempo de formación y preparación, como una planificación a largo plazo».

Espera Sánchez ocho partidos muy duros, sobre todo contra Villarreal y Alba Fundación. «Los otros dos, Alhama y Tacuense, quizás son algo más accesibles», dice el técnico, que dice que ese ha sido un subgrupo donde los cuatro primeros se destacaron muy pronto. «Tenían dos recién ascendidos y dos filiales». En el otro, donde han estado las cacereñas, «ha habido más igualdad. En el nuestro los de abajo le han restado puntos a los de arriba, en el otro no ha habido esas sorpresas».

Alguna sorpresa espera dar el Femenino Cáceres, pero la realidad se impone, su objetivo es otro. Su realidad pasa por trabajar para el futuro.