Preocupación en el Deportivo Don Benito y en su técnico, Juan García, por las molestias que sufren algunos de sus jugadores. Parece que el parón de estos días no le ha venido bien al conjunto calabazón, en cuyos entrenamientos han surgido complicaciones para algunos futbolistas.

«Ha sido una semana de imprevistos y molestias en varios de nuestros futbolistas debido a los entrenamientos; por golpes en balones divididos. Estamos pendientes de la evaluación por parte de nuestros servicios médicos», señalaba el técnico. La situación la pintaba mal hasta el punto de decir Juan García que «si no nos queda más remedio, tendremos que convocar incluso a algunos juveniles».

A los jugadores que hay pendientes de evolución, sobre todo Tete, que no es probable que llegue a recuperarse, se sumarán las bajas de Gonzalo y Artiles, que no podrán jugar por sanción.

Sobre el rival de este domingo, el Melilla, Juan García destaca que es un equipo llamado a estar entre los tres primeros de la clasificación. Tras un comienzo irregular, en las últimas jornadas está teniendo una dinámica positiva.

Pese a los contratiempos surgidos en la plantilla y a la entidad del adversario, Juan García prefiere ver el vaso medio lleno. «Hay que crecerse ante las dificultades porque además tenemos opciones reales de engancharnos arriba. Por tanto vamos a viajar a Melilla a competir al cien por cien».

Todo ello en una jornada clave en un grupo en el que la mayoría de equipos está en un pañuelo y existe una incertidumbre latente en la consecución de puntos, con enfrentamientos muy directos en la tabla. Melilla es la primera final. Después, Socuéllamos y finalmente Villarrubia.