MOTOCICLISMO

Viñales humilla a las Ducati en Catar

Viñales humilla a las Ducati en Catar

Viñales humilla a las Ducati en Catar

EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Pues si el Mundial-2020, víctima de la pandemia, víctima de la lesión del gran, del inmenso, Marc Márquez (Honda), víctima de tener que repetir carreras en un mismo circuito, fue el escenario donde hubo más vencedores que nunca, hasta nueve (Joan Mir, Franco Morbidelli, Álex Rins, Andrea Dovizioso, Maverick Viñales, Fabio Quartararo, Miguel Oliveira, Brad Binder y Danilo Petrucci), el campeonato de este año parece que, si no lo remedia 'Magic' Marc, va a volver a tener un puñado de ganadores brillantes, pues la carrera inaugural de este domingo, en Losail (Catar), ganada de forma impresionante, ¡por fin!, por un Viñales arrollador, pese a su mala salida, dio la impresión de que tenía en su interior, es decir, en el grupo cabecero a un montón, de nuevo, de candidatos a la victoria.

El reto de Viñales

Viñales, que se pasó los últimos meses del 2020 y primeros de este año viviendo en Doha y entrenándose en el trazado de Losail, ha protagonizado hoy una victoria primorosa y, sobre todo, importantísima para él, su equipo, que ha incorporado al temible 'Diablo' Fabio Quartararo para meterle miedo, y su candidatura al título de MotoGP: Tras una mala salida ¡jamás sale bien!, 'MVK' remontó de forma brillante, poco a poco, paso a paso, a la estela de Quartararo y, cuando tuvo a 'Pecco' Bagnaia, Johan Zarco y Jack Miller, las tres poderosas Ducati, a tiro, se los merendó de un bocado. Y, a partir de ahí, Viñales volvió a ser 'MVK', volvió a ser el piloto eficaz, contundente y ganador que asoma en test y entrenamientos. Y, de esta manera, una Yamaha ganaba en el reino de Ducati

El podio, cómo no, lo completaron, gracias a su impresionante motor, dos Ducati 'Desmosedici', en efecto, las de Zarco y Bagnaia, que fulminaron a Joan Mir (Suzuki), el campeón que recuperó terreno, saliendo desde la décima posición y, en la última recta, en los últimos metros, el campeonísimo mallorquín fue fulminado por las Ducati de Zarco y Bagnaia, dos misiles, que no pudieron ganar pero sí completar el podio como mosqueteros de Viñales, el gran vencedor. Es evidente que, pese a ese segundo y tercer puesto, esa plata y ese bronce, a Ducati y, muy especialmente, a su nuevo 'jefe' Jack Miller, el primer GP sabe a derrota, pues no olvidemos que el piloto que no quisieron renovar, el italiano Andrea Dovizioso, habían ganado en el 2019 y 2018.

Pronto papá Maverick

"Me siento el hombre más feliz del mundo en estos momentos y no solo porque he ganado la primera carrera del año sino porque, como ya todo el mundo sabe, voy a ser papá", empezó diciendo Viñales que, por vez primera, en los últimos cinco años es líder del Mundial de MotoGP. "La verdad es que el inicio de carrera ha sido un desastre porque mi Yamaha se ha levantado de la rueda delantera y todo se me ha complicado, pero sabía que tenía potencia, sabía que tenía moto para remontar y pelear y sabía que los neumáticos, si los mimaba, me llevarían al podio. Y, sí, he ido poco a poco al inicio y, al final, he podido escaparme. Estoy, de verdad, muy contento de la manera que he ganado".