Inicia el Cáceres Patrimonio de la Humanidad su ‘mini gira’ por el noreste peninsular español con su partido este viernes en la pista del Levitec Huesca (20.00 horas), recuperando así el que debía haberse disputado hace dos semanas y que fue aplazado por casos de covid-19 en los aragoneses. Dos días después llegará la cita en la cancha del Basquet Girona, pero eso será otra historia, seguramente condicionada por lo que suceda este viernes.

De momento, los verdinegros solo piensan en lo que se van a encontrar: otra pelea a muerte por acercarse a la permanencia en la LEB Oro y, de paso, no perder comba de ser campeón de grupo y disputar los ‘playoffs’. La prioridad por ahora es alcanzar el suficiente número de victorias como para eludir la multitudinaria quema (bajan los cuatro últimos a la LEB Plata) y de momento los cálculos van saliendo, con los triunfos caseros ante Real Murcia y Canoe como impulso. Lleida, entre medias, queda como un muy amargo recuerdo.

El equipo de Roberto Blanco confía en haber aprendido las lecciones de aquel día y del pasado domingo, cuando estuvo a punto de cometer un enorme despropósito ante un Canoe prácticamente desahuciado. Necesitó de una prórroga y una canasta imposible de Devin Schmidt para imponerse (81-80), por lo que toca seguir limando aspectos como la continuidad en el esfuerzo defensivo o el equilibrio en el juego de ataque.

Para esto último se reincorpora Jeff Xavier, reservado por pura precaución el pasado domingo tras sentir unas molestias musculares que finalmente no terminaron en rotura, como se llegó a temer en algún momento.

Con Raven Barber confirmándose como una de las incorporaciones más interesantes iniciada una temporada en la historia del club, donde puede haber dificultades es en la posición de base. Ni Jorge Sanz ni Fran Cárdenas están a tope físicamente, con distintas dolencias que están siendo seguidas con minuciosamente. En el caso concreto de Sanz, se le da como baja «prácticamente segura», según su propio entrenador, por una dolorosa inflamación en la parte anterior del pie. Hay que esperar a su evolución. Disputar dos partidos en apenas 48 no ayuda.

«SEMANA ATÍPICA» / Blanco habló el miércoles sin tapujos de que estaba siendo una «semana atípica», con entrenamientos cortos y muy específicos. «Tras terminar el partido ante el Canoe ya estábamos pensando en el de Huesca», comentó. En su opinión, «nos vienen dos partidos decisivos para el devenir de la segunda fase. Ganar a Huesca sería un golpe en la mesa para acercarnos al objetivo. Miramos también a Girona, pero todo el mundo sabe que en lo que tenemos que estar centrados es en el primero». Lo sucedido ante Canoe «ya se pasó y no tenemos que preocuparnos más por ello».

Del conjunto oscense, destacó que «ha tenido muchos cambios» ya iniciada la campaña, incluyendo el del entrenador, Óscar Lata, que «le ha dado un sentido distinto al juego». «No han podido tener mucha continuidad y el parón les ha venido cuando mejor estaban jugando», analizó. «Tiene una serie de jugadores jóvenes y experimentados que están muy bien. Es un equipo que siempre da mucha guerra en los partidos, sobre todo en casa, aunque ha dejado escapar unos cuantos al final». 

El Cáceres estrenó en este viaje una rotulación de su autobús en la que promociona el turismo en la provincia con el patrocinio de la Diputación de Cáceres. Curiosamente, uno de los tres jugadores que aparecen en ella es Sandi Marcius, que ya no está en el equipo. Los otros son Devin Schmidt y Paco del Águila.