No es fácil cumplir cien partidos en un equipo tal y como está el fútbol hoy en día. Y menos hacerlo uniendo dos etapas distintas. Sí lo ha conseguido Nando Copete, que ya acumula 101 partidos oficiales con la camiseta del Extremadura. De los primeros hace ya seis temporadas. Ahora los va cumpliendo desde la madurez que dan los años. «Es todo un orgullo cumplir cien encuentros en el Extremadura. Para mí es especial porque es el equipo de mi ciudad. Y más que un honor», reconoce el de Almendralejo.

Nando Copete quiere más. Minutos, partidos y goles. La ausencia de Kike Márquez el próximo domingo en encuentro ante el Dux Internacional podría abrirle la puerta de la titularidad junto a Rubén Mesa. De hecho, Copete ya ha jugado en la mediapunta en varias ocasiones este año y con muy buenos partidos, especialmente el que disputó en el Vicente Sanz de Don Benito durante la primera vuelta.

Pero en lo que más confía el delantero extremeño para que el Extremadura consiga meterse en las eliminatorias finales por el ascenso es la unidad del vestuario. “Como dice Dani Toribio, el vestuario se ha vuelto indestructible. Después de todos los problemas, no nos quedaba otra que remar todos en la misma dirección. Nos hemos tenido que reinventar y estamos sacando todo adelante», reflexiona.

Te puede interesar:

Jugar en campo de césped artificial no es nuevo para él, que ya está acostumbrado a esta superficie por sus temporadas en Villarrubia. «No es un hándicap para el equipo porque ya hemos adaptado que sabemos adaptarnos a muchas circunstancias adversas».

Sí es más hándicap jugar sin público, especialmente sin el de Almendralejo. «Hombre, eso para nosotros es esencial. Siempre nos da un aliento especial, como se demostró el pasado domingo».