30 años después, el Badajoz vuelve a ser campeón en Segunda División B. De la 1990-1991 de los Pozo, Rodri, Macarro y compañía con Rogelio Palomo en el banquillo y Félix Castillo en la presidencia a la 2020-2021 actual con Joaquín Parra como máximo mandatario y en la que los jugadores de Fernando Estévez están batiendo todos los récords. Llevan cinco victorias consecutivas --de ellas tres de tres en la segunda fase por el ascenso--, ocho partidos sin encajar un gol y el meta Kike Royo sumando 730 minutos sin recoger un balón de dentro de su portería.

La piña blanquinegra goleó en Matapiñonera con su mejor fútbol: 0-4 con goles de Dani Aquino, Jesús Clemente, Pablo Vázquez y el exdombenitense Manu Míquel en propia puerta, que hacen que el Badajoz alcance los 50 puntos con los mejores números del fútbol español.

Los pacenses que viven en Madrid disfrutaron del espectáculo en casa del Sanse como regalo por cada victoria que vieron desde lejos y los de Badajoz se encargaron de la recepción nocturna con bengalas y cánticos para recibir al equipo en la noche del domingo.

Un triunfo rotundo

Felicidad plena de un equipo sin límites pero Estévez advierte que «lo mejor está por venir siempre. Hay cosas que se tienen que mejorar. Tenemos algo indudable que es talento, que nos da muchas cosas pero no somos de los diez presupuestos más importantes de España, cuando llegué en la jornada 2 había dudas y todo lo que ha conseguido el equipo lo ha conseguido por el trabajo en el campo con el talento, pero trabajando».

Estévez dedicó el triunfo ante el Sanse "al centenar de aficionados que nos acompañaron y que en su día tuvieron que emigrar"

Fernando Estévez añadió que «fruto de ese trabajo dominamos bien el partido ante el Sanse, ganamos con rotundidad, le marcamos goles a balón parado que no le habían hecho y cuando llegue el momento de la verdad lo que puedo garantizar es que el trabajo no va a faltar. Se puede mejorar y nos queda una carrera considerable de un mes para conseguir el único objetivo que nos queda. Hemos ido marcando objetivos importantes y a seguir preparándolo».

Tres partidos aún

El técnico del Badajoz añade que «éramos 102 equipos cuando empezó esto, van quedando menos y lo más importante es que ya estamos dentro de esos 16 y además como primeros, que van a tener la posibilidad este año de disfrutar del ascenso a otra categoría. Por el trabajo que está haciendo el equipo y por el empuje del entorno se lo merece pero antes de eso vienen tres partidos para preparar lo importante. Esta semana empezamos en casa, disfrutando de los nuestros, jugando contra el Inter para seguir preparando al equipo para lo que viene».

Estévez dedicó el triunfo ante el Sanse «al centenar de aficionados que nos acompañaron y que en su día tuvieron que emigrar por temas personales. No tienen la posibilidad por la pandemia de poder disfrutar del equipo y si hay que dedicarles la victoria a alguien es a ellos. Que nos estuvieran esperando nos ha metido en el partido».