El entrenador del Mérida, Miguel Rivera, declaraba en la previa al partido de esta jornada ante el Navalcarnero que «nos jugamos mucho, nuestra profesionalidad». Con eso debería ser suficiente porque clasificatoriamente ninguno de los dos equipos se juega absolutamente nada. En la ida los emeritenses brindaron la última alegría a su afición venciendo por 3-0 y esperan poder repetir una actuación similar.

Rivera recupera a Chiri Monje tras su sanción, pero pierde a Nacho González y a Mario Robles por acumulación de tarjetas, por lo que tendrá que improvisar un eje de la zaga colocando a Carlos Selfa junto a Erik. Migue Garci y Felipe Alfonso son bajas seguras por lesión y Rubén Valverde, Héctor Camps, Dani García y Marc Fraile han estado entre algodones, pero entrarán en la lista y quizás hasta los cuatro sean titulares.

Al retrasarse Selfa, el doble pivote lo conformarán Marc Carbó y David Rocha, las bandas serán para Barbosa y Chirri, mientras que la duda aparece en la dupla atacante. El mejor colocado es Jaume Tovar, que sería acompañado por Fraile o por Dani García, este último está en la mejor racha goleadora del campeonato.

Enfrente estará un Navalcarnero que no tiene bajas por sanción y que quiere despedirse ante los suyos con una victoria, algo que no consigue desde la tercera jornada liguera. El primer paso del cuadro emeritense para conseguir los tres puntos será adaptarse a las condiciones del terreno de juego artificial. Para ello ha estado entrenando en los Campos de la Federación Miguel Patón.   

CDA Navalcarnero: Aitor, Calarge, Gómez, Álex Alonso, Mario, Monteagudo, Álvaro Ramón, Ramón Blázquez, Dani del Moral, Fran Pérez y Jesús de Miguel.

Mérida AD: Javi Montoya, Rubén Valverde, Carlos Selfa, Erik, Héctor Camps, Marc Carbó, David Rocha, Chiri Monje, Álvaro Barbosa, Marc Fraile y Jaume Tovar.

Árbitro: García Ariola (vasco).

Estadio: Mariano González.

Hora: 17.00.