0 - Azuaga: Carlos; Emilio (Rafa, minuto 46), Atuse, Jesús, Machado, Castillejo (Mario, minuto 64), Torralbo, Neftalí (Mogollón, minuto 77), Andrés (Patri, minuto 74), Maldonado (Pineda, minuto 64) y Juancar.

1 - Aceuchal: Juafran; Murillo, Rosado, Iván (Tirado, minuto 75), Pampano (Macías, minuto 59), Pablo (Mesías, minuto 59), De la Cruz, Alberto, Aparicio (Rafa, minuto 59), Rosales y Juanan.

Gol: 0-1: minuto 64, Rosado.

Árbitro: Melissa López Osorio. Amarilla a los visitantes Pampano, Juanan y Juanfran.

Incidencias: Municipal de Azuaga. Ultimo partido de Neftalí, que se retira del fútbol.

    

Despedida amarga de esta segunda fase del Azuaga que no pudo sumar ningún punto en su partido ante el Aceuchal (0-1). Los locales lo intentaron pero les faltó acierto en los metros finales. 

El encuentro estuvo marcado por diferentes aspectos noticiables. El primero fue que antes de comenzar el choque, los jugadores del cuadro local saltaron al terreno de juego con una camiseta mandando un mensaje de ánimo y pronta recuperación a la exdirectiva del Azuaga Teresa. También por ser la primera vez que se veía un trío arbitral compuesto íntegramente por mujeres en la Tercera División extremeña, con Melissa López Osorio, Alicia Galán Cayado y Flor Blanco Rejano como protagonistas. Y finalmente, el partido suponía la despedida del capitán local, Neftalí, que lidera el ranking de partidos jugados en Tercera con el club azuagueño (230), y que cuando fue sustituido en el 77 se retiró del campo acompañado por su hijo en un emotivo reconocimiento.

En lo que concierne al partido, los locales comenzaron fueres y tuvieron las primera ocasiones por mediación de un disparo de Torralbo, y más adelante con un cabezazo de Adame que se marchó cerca del palo. Sin tiempo para más, y con Torralbo intentándolo de nuevo, ambos conjuntos se marcharon al descanso con el 0-0 inicial.

Hubo que esperar hasta el segundo acto para ver el gol, pero esta vez iba a ser para el bando del Aceuchal cuando Rosado no perdonó ante Carlos. El Azuaga se intentó reponer del golpe con casta y coraje, pero no consiguió ver portería más allá de alguna tímida ocasión.