Ernest Forgas marcó dos goles legales aunque sólo le dieron por válido uno pero aportó al Badajoz en la derrota ante el Madrid Castilla 3-1. El punta catalán mostró que va a llegar bien al play-off final por el ascenso. «Quería reafirmarme un poco, meter gol que es lo que a los delanteros nos hace falta. Hice dos legales y el segundo podía habernos dado un 2-2 al descanso pero me dieron por válido uno, me fastidia pero es lo que hay».

Forgas reconoce que se encontró «cansado porque uno cuando no tiene ritmo de competición, partidos…cuesta entrar. Y se nota bastante si no juegas en casa y contra un equipo que te somete bastante, que se lo jugaba todo. Los primeros diez minutos suelen ser los más pesados pero después ya te vas encontrando mejor, aunque ya en el 60 estaba bastante cansado. Me voy con buenas sensaciones, con el gol y con el hecho de haber aportado».

Pese a su jugar poco, afirma que trabaja día a día duro en los entrenamientos «y sumo lo máximo que puedo desde donde sea. Los 25 que estamos más todo el cuerpo técnico y la gente va a una, todos nos ayudamos y los que juegan más sienten la presión de que los que jugamos menos porque estamos preparados para cuando el míster crea que debemos jugar y hay una competencia sana e intensa. Si no fuera así, el Badajoz no tendría este nivel».

El goleador ve bien al Badajoz, «y podemos sacar conclusiones buenas del partido. Dimos la cara ante el Castilla que tampoco hizo tanto. Entramos limpios con tarjetas y lo peor fue la lesión del meta Saldaña. Competimos siempre al cien por cien por el escudo que llevamos en el pecho, intentamos evitar tarjetas y lesiones y nos sabe muy mal que en un choque fortuito Saldaña se lesionara. Es un compañero 10».