El Nuevo Vivero será el escenario donde el Badajoz se jugará el ascenso a Segunda División. Será el sábado 22 y ante el Amorebieta, tercer clasificado del Grupo II de Segunda B y verdugo del Linares Deportivo en las semifinales.

El Badajoz contará con el máximo apoyo de su afición para alcanzar el fútbol profesional. Ya lo tuvo el domingo en el Francisco de la Hera de Almendralejo, donde varios miles de seguidores se desplazaron para empujar a su equipo en la semifinal ante el Zamora (2-0). Ahora en casa y en un estadio con una capacidad mayor (14.00 localidades), el apoyo será mucho más.

Sorteo de las finales por el ascenso a Segunda División. Santi García

“Es una suerte poder jugar en casa”, decía el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, al final del sorteo celebrado en el salón de actos de Ifeba, “porque podrá haber más afición”, añadía en referencia al conjunto blanquinegro, al que ha deseado especial suerte. También la consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Nuria Flores.

El Amorebieta ha sido el tercer clasificado del Grupo II de Segunda B, por detrás de Real Sociedad B y Athletic B, equipos que también han llegado a las finales por el ascenso. El Amorebieta ha ganado 14 partidos, empatado siete y perdido cinco, con un balance de 21 goles a favor y 13 en contra.

En cuanto al resto de finales, el sábado 22 se jugará en el Francisco de la Hera de Almendralejo el Real Sociedad B-Algeciras. Para el domingo quedan el Burgos-Athletic B (Francisco de la Hera) y el Ibiza-UCAM Murcia (Nuevo Vivero).

En ninguna de las finales habrá penaltis. Si persiste el empate después de la prórroga pasarán los que hayan acabado la liga regular en mejor posición.