Fútbol. Segunda RFEF

Intentar otro ascenso será la meta del próximo proyecto del Cacereño

El club prepara un "equipazo" para generar más ilusión y rondar los 3.000 abonados

Julio Cobos, entre Marvin y Caco, celabrando el ascenso el jueves pasado.

Julio Cobos, entre Marvin y Caco, celabrando el ascenso el jueves pasado. / Silvia SF

José María Ortiz

José María Ortiz

El Cacereño hará un proyecto de perfil «muy ambicioso» en su primera temporada en Segunda RFEF. Esa es la idea inicial. Así lo corrobora el consejero Juan Miguel Olmeda, mano derecha del presidente, Carlos Ordóñez, en la sociedad anónima deportiva verde. «No quiere decir que vayamos a subir seguro ni nada de eso, pero al menos vamos a hacer un equipazo para intentar ascender», ha apuntado el empresario en declaraciones a este diario. 

Mirar con deseo a la Primera RFEF, nueva categoría por debajo de Segunda a la que han accedido Badajoz y Extremadura esta temporada, será la meta, aunque después no se consiga por cuestiones meramente futbolísticas que pueden darser. «En Badajoz también tenían un equipazo para subir a Segunda, y hay que ver lo que ha pasado…, pero nosotros lo vamos a intentar y a poner todo para ello», recalcó Olmeda, que asume que en el deporte es difícil garantizar algo en función solamente de lo económico.

Con recursos

«Va a haber un presupuesto suficiente para ello; por falta de presupuesto no va a ser, que lo sepa la gente. Lo tenemos ya pensado t al menos lo vamos a intentar», añade Olmeda con su claridad dialéctica habitual, aunque sin dar cifra al respecto. El CPC piensa en ilusionar a su afición con una oferta lo suficientemente atractiva como para pensar en grande . Y todo ello capitaneado por el técnico y director deportivo, Julio Cobos, que en los próximos días confeccionará la lista definitiva de altas y bajas para consensuarla con la entidad.

De momento, hay futbolistas con contrato en vigor como los cacereños Rubén y Carlos Daniel. También Bernabé, Carlos Andújar y Jorge Barba serían fijos en el próximo equipo, pero el número de los que se vayan a quedar es toda una incógnita. «A ver qué nos dice Julio», apuntó el consejero del decano. Sin embargo, se puede acercar a la mitad del equipo que ha logrado el ascenso. Además, llegarán futbolistas de primer nivel, dice Olmeda, para completar una plantilla de garantías que se ha ideado.

También pueden haberse llevarse a cabo los primeros contactos con jugadores que interesan para este proyecto futbolístico que en el CPC esperan que se concrete de facto. Los nombres de Marvin, Espinosa, Teto, Alex Caramelo, Platero o Bermu, además de los citados con contrato, estarían incluidos como futuribles, además de otros. Las dudas pueden despejarse en breve.

En las próximas semanas se pondrá en marcha la campaña de abonados. La idea es que al menos se sobrepasen los 2.000, aproximadamente el doble de los que ha habido esta temporada. 

Juan Miguel Olmeda va incluso más allá en ese tono ambicioso que caracteriza la nueva coyuntura que se está gestando en el CPC. «Qué menos que esa cifra, porque menos querría decir que esta ciudad no quiere fútbol. Aunque lo lógico es que pudieran ser ser 3.000, un 3 por ciento de los habitantes de esta ciudad», agregó.

Aprovechar el tirón de la euforia por la consecución de la nueva categoría sería la estrategia a tomar en cuenta. Y así esperan conseguirlo tras crearse un caldo de cultivo que no se percibía en la ciudad desde hace muchos años con su equipo de fútbol de mayor peso histórico.

El club confirma la inscripción de un filial en la Segunda extremeña

Ya se conocía, pero ya es oficial. Para la temporada que viene, "tras lograr el primer equipo el ascenso a Segunda RFEF y el Juvenil A certificara su permanencia en Liga Nacional, el club verdiblanco aumentará su familia con la inscripción de un equipo filial en Segunda División extremeña", ha anunciado la entidad verde.

El equipo se nutrirá principalmente de jugadores sub-23 con pasado en la cantera del club, donde futbolistas que han terminado su etapa juvenil podrán continuar disfrutando del fútbol en el equipo de su ciudad. El nuevo filial también estará reforzado por jugadores contrastados en la categoría, que enseñen desde dentro a los más jóvenes a competir en categorías tan exigentes como las divisiones regionales.

El entrenador del nuevo CP Cacereño ‘B’ será José Antonio García Rolo, conocedor de la cantera del club a la perfección, "pues hasta ahora había estado desempeñando las labores de entrenador en el Juvenil B y coordinador de la sección de fútbol 11 del CPC". El nuevo entrenador ya se ha puesto manos a la obra para formar una plantilla. Junto a él le acompañará Andrés Calles, quien hasta ahora había sido el segundo de Rolo en el Juvenil B.