Primera RFEF

Los cedidos, trabajo por resolver en el Extremadura

Gio Zarfino

Gio Zarfino / LaLiga

El tiempo corre a contrarreloj hasta el 30 de junio para el Extremadura. Mañana es el último día para liquidar ante la AFE el dinero correspondiente a las denuncias por impagos que la mayoría de la plantilla ha interpuesto a final de temporada. De momento, el club abonó en los últimos días las mensualidades de marzo y abril, pero le queda pendiente mayo y el mes de junio en vigor. Este lunes, el club estaba a la espera de que el dinero procedente del nuevo grupo inversor llegara a las arcas de la entidad azulgrana para empezar a emitir las transferencias, aunque en cualquier caso, la AFE ya tiene toda la documentación exigida para que el Extremadura pueda demostrar que el acuerdo con el grupo inversor es una realidad y que el dinero que tiene que entrar está firmado.

Mientras esto ocurre, al Extremadura se le viene otro problema inmediato por resolver: qué hacer con los jugadores que vuelven tras cesión. Hasta siete jugadores fueron cedidos este año por el Extremadura a otros equipos al no tener lugar en la plantilla. Unos casi por obligación, por altas fichas y la cláusula de dejarles libre para jugar en Segunda División. Otros por negligencia federativa al no poder solventar errores de inscripción de fichas. De esos siete, el único caso resuelto es el de Sabit, traspasado al Getafe por 400.000 euros que le han venido de perlas al club para respirar económicamente.

De los seis jugadores que tienen que volver, tres de ellos han jugado en Segunda el pasado año. Un caso complicado es el de Gio Zarfino, que tiene la ficha más alta (unos 400.000 euros anuales), inviable para el Extremadura en Primera RFEF. El uruguayo tiene una propuesta en firme de Peñarol para jugar en el equipo más histórico de su país. El Extremadura está en una posición débil para negociar, pero quiere jugar sus cartas. Zarfino lo que quiere evitar es una negociación larga que ya le desesperó el pasado año para ir a Tenerife. En Segunda también tiene opciones de seguir, pero no parece que haya clubes dispuestos a pagar dinero por traspaso.

Un año más le queda a Óscar Pinchi, cedido el pasado año en el Fuenlabrada. Ha jugado 27 partidos y ha marcado tres goles, yendo claramente de menos a más en su temporada. Manuel le quiere convencer para que se quede en Primera RFEF con el Extremadura, pero el gallego no quiere salir de la rueda del fútbol profesional y tiene pocos visos de continuar. En cualquier caso, está citado por la plantilla azulgrana para incorporarse a los entrenamientos en julio.

Un caso parecido es el de Cristian Rodríguez, cedido el pasado año en el Málaga. Al andaluz le quedan dos años de contrato, pero su ficha también parece inviable para el proyecto actual del Extremadura. Tiene el interés de otros equipos de Segunda, pero ninguno para pagar traspaso. Una cesión con cargo de ficha puede ser la única solución para el Extremadura en este caso.

Los ‘Danis’

Diferentes casos hay con otros tres jugadores. El que más opciones tiene este año de jugar en el Extremadura es Dani Sánchez. El lateral andaluz no pudo debutar el año pasado víctima de la caótica gestión azulgrana con las fichas. Fue cedido al Linares y completó un sensacional año jugando todo como titular y disputando los playoffs de ascenso. A Manuel le gusta, pero más como extremo que lateral izquierdo.

No cuenta el club con Dani Molina y Dani Vega. El primero fue cedido al Recreativo de Huelva, donde fue de más a menos y no pudo evitar el catastrófico descenso del Decano a la quinta categoría. El Extremadura ya le ha comunicado a Dani Molina que no cuenta con él y buscan una solución para rescindir contrato. Tampoco encaja Dani Vega, que ya no es sub23 y que tampoco pudo debutar el pasado año. Estuvo cedido en Lorca, pero tampoco ha completado una campaña brillante. Se le busca otra cesión o, directamente, otra rescisión.

Mientras, se confirma que el Extremadura arrancará el trabajo de pretemporada el jueves 15 de julio. Ya tiene confirmado su primer amistoso para el 31 de julio, en el Francisco de la Hera, ante el Sevilla Atlético.