Tras el Moralo, el Llerenense puede seguir siendo el gran animador del mercado de fichajes. A última hora de la tarde de este jueves estalló el gran bombazo. Juan Ramón Ruano se convertía en nuevo jugador del equipo de Llerena tras anunciar unas horas antes que abandonaba el Villanovense.

Hubo incluso un ‘run run’ en Don Benito por si podía recalar en el eterno rival de los serones. Hubiese sido muy fuerte y al final el destino era el Fernando Robina. «Se dice en el fútbol que los caminos se vuelven a cruzar y esto ha pasado; te fuiste siendo un niño y ahora la vida y el fútbol nos vuelven a reunir. ¡Qué bonito verte regresar a casa, Juan Ramón». Así anunciaba el Llerenense el fichaje de Ruano.

Hace días, el Villanovense anunció que Cristo no continuaba la próxima temporada. Precisamente este delantero suena también como posible refuerzo del Llerenense, donde el equipo de Marco Ortega y Tete quiere conformar una plantilla de campanillas. El exportero del Don Benito, Fran Delma, también se baraja en Llerena.

Mientras Juan Ramón Ruano dejaba Villanueva de la Serena para cambiar de aires, el club serón anunciaba que el defensa santo y seña de la casa, Javi Sánchez, continuará una temporada más con la camiseta verde.