El Mérida empató con el Recreativo de Huelva sin goles (0-0) en un choque en el que sufrió una expulsión y que pudo ganar de no haber fallado un penalti al final.

Javi Montoya, Chirri Monje, Bonaque, Nacho González, Ebuka, Mario Robles, David Rocha, Artiles, Guille Perero, Álvaro Ramón y Lolo Pla fue el once inicial que alineó Juan García.

Demasiado bronco fue el juego en una primera mitad, donde el Recreativo de Huelva estuvo mejor plantado que el Mérida. Sin embargo, las dos ocasiones fueron para los locales, ambas en las botas de Lolo Pla. A los nueve minutos aprovechó un balón suelto dentro del área tras un córner. Su disparo ajustado se fue fuera por muy poco. 

Mucho más clara fue la opción que tuvo a la media hora. La presión emeritense fue buena ante la salida de balón desde atrás de los onubenses. Mario Robles robó y asistió al propio Pla que de primeras buscó la cepa del palo pero se le fue fuera.

La segunda parte estuvo marcada por la expulsión de Chirri Monje (min. 58). Un desajuste defensivo del Mérida en un córner a favor, provocó que se plantaran en un dos contra uno los onubenses, por lo que el capitán romano se vio obligado a realizar la falta por la que vio la roja de forma justa al ser el último hombre. 

A partir de entonces, la película cambió con mayor posesión visitante aunque sin rematar de manera clara entre los tres palos. Solo al final, ante el agotamiento local por llevar media hora con uno menos a estas alturas de la temporada, empezó a colgar balones el equipo andaluz, pero sin demasiado peligro.

A pesar de estar con uno menos, el Mérida pudo vencer en un penalti sobre Gaspar que fue lanzado por David Rocha, pero el cancerbero Rubén Gálvez adivinó el lanzamiento mandando la pelota a córner. El 0-0 estaba condenado a no moverse.