El buen aficionado del Extremadura no se acostumbra aún a ir al Francisco de la Hera y ver, un partido tras otro, a su equipo vestir de color amarillo. Por completo. Las circunstancias económicas del club así lo exigen. La falta de previsión y de cash para poder comprar las nuevas indumentarias a tiempo ha provocado que el Extremadura haya jugado de amarillo por completo los tres primeros partidos de Primera RFEF y toda la pretemporada. Una camiseta de catálogo, de la marca Kappa, que en algún momento no ha llevado ni el escudo, como le ocurrió a Lolo González en el primer partido ante el Sanse. 

“Da pena ver al Extremadura de esta manera. Salta al campo de amarillo y sin saber nada de sus colores”, decía un aficionado al salir del estadio almendralejense en el primer partido como local ante la SD Logroñés. De momento, poco o nada se sabe de cuándo estrenará el Extremadura sus nuevas equipaciones de azulgrana. Están diseñadas desde hace meses y fueron anunciadas antes del inicio de liga. Pero materialmente, no han venido. La falta de liquidez para hacer frente a determinadas compras, todas reguladas desde la administración concursal, han impedido de momento comprar determinados elementos, entre ellos la ropa oficial de azulgrana. 

Y de momento, el amarillo no le trae suerte al Extremadura, que lleva tres partidos sin victoria y no ha cantado un gol en partido oficial con esa equipación. Eso de que el amarillo trae mala suerte se está cumpliendo en el equipo de Almendralejo. 

Lolo, OK 

Entre tanto ruido, el Extremadura ha recibido una buena noticia en las últimas horas. Su jugador, Lolo González, que tuvo que ser atendido en un hospital de Salamanca tras recibir un fuerte impacto en el pómulo, no tiene ningún hueso de la cara roto y tan sólo una fuerte inflamación que le hace ser duda para el partido del próximo viernes, a las 21.00 horas, ante el Racing de Ferrol. El jugador ha señalado que está bien de ánimos y aliviado del susto. 

Para el próximo partido ante el Racing de Ferrol, Manuel seguirá teniendo bajas importantes como Sergio Gil, Nico Hidalgo y Saúl. De momento, Fran Sandaza sigue haciendo un trabajo específico de pretemporada y aún no se sabe si podrá estar en la convocatoria. También es duda el delantero Rubén Mesa. Por otra parte, nada se sabe de Jaguar. Pasan las semanas y el delantero nigeriano, que fue anunciado a bombo y platillo, no está en Almendralejo. 

El dinero 

De otro lado, la cuenta atrás de diez días ha comenzado para llegar a la fecha del 24 de septiembre, fijada por el administrador concursal del club, Bernardo Silva, para que el Extremadura recibiera el dinero del supuesto grupo inversor Khalifa Emirates Group. Poco o nada se sabe de los últimos movimientos, mientras que las reivindicaciones de aficionados y jugadores también se han apagado. Ahora mismo, reina el mutismo y el oscurantismo. Nada nuevo bajo el sol.