María González Albaladejo (Alicante, 2-1-1998) deja el Hierros Díaz Extremadura Miralvalle por motivos de salud mental, según contó ella misma a través de su cuenta de Twitter, confirmando así lo que el club había anunciado unos minutos antes aunque sin especificar las razones.

González, base-escolta de 1,75 de estatura que había llegado al equipo placentino este verano, no tuvo inconveniente en expresarlo, así como su agradecimiento al Miralvalle por el trato que ha recibido en estos meses. «’Dejo’ Miralvalle por motivos de salud mental, pero siempre estaré ahí, apoyándoos desde la distancia. En un mes he descubierto gente maravillosa que se merece lo mejor. Será una gran temporada, estoy segura», escribió. Sí disputó 21 minutos en la primera jornada ante el Joventut, pero el sábado en el triunfo frente al Celta no llegó a saltar a la pista.

El Miralvalle indicó que la jugadora había decidido «hacer un parón en su carrera profesional por circunstancias personales» y le mostró su apoyo inequívoco. «El club siempre va a velar por lo mejor para sus jugadoras», añadía. «Queremos reconocer el excelente comportamiento de María tanto dentro como fuera de la pista y su profesionalidad en todo momento. Entendemos que en la vida hay cosas más importantes que el baloncesto y deseamos que este parón sólo sea momentáneo, por lo que siempre tendrá abiertas las puertas de la entidad. Le agradecemos que haya querido estar con sus compañeras en los últimos días y el apoyo que les ha dado en el último partido», apuntaba.

En el comunicado se le desea «lo mejor en sus proyectos futuros» y se confía en que «el baloncesto vuelva a ser una parte importante de su vida pronto». «Mucha suerte, María. Miralvalle siempre será tu casa», concluye.