Duelo de colíderes en la cuarta jornada de la LEB Oro con el Cáceres Patrimonio de la Humanidad visitando en inmejorable momento al Easycharger Palencia este viernes (21.30 horas). Haber ganado los tres partidos disputados hasta ahora ofrece tranquilidad y confianza al conjunto de Roberto Blanco, que espera solidificar su condición de equipo revelación de este inicio de temporada.

No será por descontado un encuentro fácil, ya que Palencia también acumula tres victorias, haciendo gala de su condición de aspirante al ascenso. «Ha sido una semana de mucha alegría después de vencer a Huesca, que tiene mucho más valor de lo que pueda parecer», advirtió Blanco este jueves.

El técnico volverá a tener la baja de Manu Rodríguez, que parece tener una rotura fibrilar todavía no confirmada, así es que volverá a echar mano de Jaume Lobo durante muchos minutos en la posición de ‘2’, además de hacer coincidir a sus dos bases, Jorge Sanz y Mateo Díaz.

«Vamos a enfrentarnos a un gran equipo, que viene en una muy buena dinámica», dijo el técnico verdinegro sobre el rival, del que destacó al base Micah Speight, su juego interior de gran envergadura (dos jugadores de más de 2,14 como Mamba Fall y Tomas Pavelka), aleros «muy fuertes y físicos, con capacidad para anotar» y sobre todo el liderazgo de Dani Rodríguez. Este experimentadísimo director de juego tiene pasado en el Multiusos (temporada 2011-12), lo mismo que el propio entrenador del Palencia, Pedro Rivero (2003-04). 

APRENDER DE LOS ERRORES / De los suyos, Blanco aseguró que tienen «los pies en el suelo» y que no quieren «mirar más allá del partido contra Palencia y seguir creciendo lo que estamos haciendo hasta ahora, que es competir para ganar cada partido». Además, apuntó que los errores ante Huesca «están detectados y vistos con los jugadores, que han comprendido la situación. A veces te crees que las cosas están hechas y solucionadas, pero no siempre es así. No fue un problema de actitud, porque nadie la tuvo mala, pero sí de concentración, de mantener el ritmo que estábamos teniendo, de seguir creyendo más en el trabajo que en el marcador».

Hasta declaró que, pese al 3-0 en la clasificación, su propio equipo «no está todavía al nivel que puede dar». «Somos un equipo que tiene mucha versatilidad y eso te cuesta la conjunción en muchos momentos, la cohesión. Eso también es trabajo. Tener 40 minutos de regularidad es difícil». Su equipo no estará solo en Palencia: lo acompañará un pequeño grupo de seguidores. También estará en la grada Tito Díaz, director deportivo del Breogán, observando a Mateo Díaz.