Easycharger Palencia: Micah Speight (4), Chumi Ortega(2), Noah Allen (7), Robert Blumbergs (10), Mamba Fall (13) -cinco inicial- Juan Rubio (3), Prince Ali (21), Tomas Pavelka (1), Devine Eke (0),Dani Rodríguez (15),Chuso González(3).

Cáceres Patrimonio de laHumanidad: Jorge Sanz (2), Devin Schmidt (16), Romaric Belemene(6), Duje Dukan (0), Julen Olaizola (4) -cinco inicial- Mateo Díaz (7), Jaume Lobo (0) , Carlos Toledo (10), Ben Mbala (26).

Marcador por cuartos: 13-17, 37-34 (descanso), 54-47 y 78-69.  

Árbitros: Morales, González y Cervantes. 

Incidencias: Partido de la cuarta jornada de la LEBOro disputado en el Pabellón Municipal de Deportes de Palencia ante 3.500 espectadores.

Dio la cara el Cáceres Patrimonio de la Humanidad en la pista de uno de los favoritos de la LEB Oro, el Easycharger Palencia, pero acabó cediendo en lo que es su primera derrota de la temporada (78-69). Aunque se mostró competitivo al máximo, le faltó tener un mejor día en ataque para anotarse la victoria en una cancha tan difícil.

Roberto Blanco ocultó sus cartas de inicio. Decidió situar como titular a Julen Olaizola con el claro propósito de desgastar a Mamba Fall. Y lo consiguió, evidenciando el pívot gigantesco una evidente frustración porque no le llegaban balones en posiciones claras.

Y es que el partido en sí arrancó trabado, con los dos equipos fallando un tiro tras otro en buenas posiciones a veces. Al Cáceres le convenía bastante ese ritmo, que Palencia no se encontrase cómodo espoleado por un público que, sin llenar el pabellón municipal, sí que ofrecía un estupendo ambiente en las gradas.

Con 5-4 (min. 5) la guerra de desgaste de los verdinegros se cobró una primera víctima:Micah Speight cometió su segunda falta y se tuvo que marchar al banquillo, pero el potencial de Palencia es tal que su sitio lo ocupó uno de los mejores bases de laLEBOro en la última década:Dani Rodríguez.

GUERRA ABIERTA / El Cáceres siguió a lo suyo, esperando la habitual racha anotadora de Devin Schmidt. No encestó su primera canasta hasta casi los siete minutos, pero sirvió para igualar(11-11) y muy poco después clavó un triple que ponía un 11-15 alentador. 0-7 de parcial.

Fue suficiente para irse por delante al final de primer cuarto (13-17), ya con Ben Mbala en pista dando muchos problemas con su movilidad a Tomas Pavelka, un 2,17 que había suplido a Fall.

El mal momento del anfitrión lo resolvió de un plumazo otro jugador que salía del banco, PrinceAli. Visiblemente inspirado, encadenó ocho puntos consecutivos para devolver primero la delantera a los suyos (21-19, min. 12) y luego dar un pequeño estirón (27-21, min. 13) que obligó al tiempo muerto de Roberto Blanco.

La tecla deMbala seguía sonando muy fina. Casi 20 centímetros más bajo que Pavelka, hizo lo que quiso con él, provocando constantes faltas y acertando desde la línea de tiro libre. Suyo fue el principal mérito de volver a tomar las riendas, aunque fue el retornado Schmidt el que lo ejecutó finalmente (30-32, min. 15).

Los últimos cinco minutos del segundo cuarto volvieron a ser espesos, con las canastas entrando a cuentagotas, especialmente por parte del Cáceres, que vista su mala racha ofensiva bastante hizo con irse al descanso solo con tres puntos por debajo (37-34). La última cesta antes del intermedio fue, claro, de Ali.

OPORTUNIDADES PERDIDAS /Los problemas ofensivos de los extremeños no se quedaron en el vestuario. En otro momento de apagón de Schmidt, a menudo haciendo la guerra por su cuenta, y con Duje Dukan en el banquillo por faltas, el equipo no encontraba el modo de anotar. El croata estuvo especialmente cegado ante el aro y concluyó con una estadística de cero puntos (0/5 en tiros).

Eso lo iba tenía que aprovechar Palencia sí o sí a poco que tuviese un poco de acierto, protagonizando una pequeña escapada (44-38, min. 25) que no frenaría un tiempo muerto visitante. Faltaban ideas y sobraba precipitación.

La diferencia creció un poco, con el Cáceres costándole un mundo cada canasta, afrontándose los últimos diez minutos con siete de desventaja (51-43). Difícil pero no imposible. Únicamente una feroz defensa y mantener un acierto decente en la línea de tiros libres mantenía al equipo cacereño con opciones en el partido.

El último cuarto fue intensísimo, aunque mantuvo la tónica de todo el choque de más errores que aciertos. El Cáceres tuvo varias opciones de alcanzar al Palencia en el marcador, pero no terminó de aprovechar ninguna. 

Aun así, afrontó el esprint final con solo puntos por detrás(59-54). Y eso que Schmidt pareció resucitar por momentos y un fantástico triple suyo situó un 61-59 que lo dejaba todo en el aire. Decisivo fue que Juan Rubio respondiese con otro inmediatamente. 

Corro de los jugadores del Cáceres. RUBÉN DÍAZ

Además, la puntería en los tiros libres abandonó a jugadores como Romaric Belemene en el minuto final para poner todavía más congoja a los locales. 

A falta de apenas dos minutos el choque parecía muy hecho para el Palencia (67-60), pero no se rindió el Cáceres en ningún momento. Un ‘2+1’ deMbala, inconmensurable toda la noche, situó a solo cuatro a los verdinegros(71-67) cuando restaban 30 segundos, pero el intento desesperado por rebajar la diferencia entonces, con constantes faltas personales, salió mal. Los nueve puntos del final fueron la máxima a lo largo de todo el choque. El próximo viernes espera Basquet Girona. H