Es Dani Martínez un futbolista de esos con los que da gusto charlar. Eso es lo que dicen muchos que lo conocen. Compañeros que han compartido vivencias con él y que aseguran encontrar en Dani una de esas personas que hace amigos en cada vestuario. A sus 34 años, este jugador madrileño ha militado en una decena de equipos y navega desde hace más de una década entre la Segunda B y Tercera División. Ahora, embarcado en las filas del Deportivo Don Benito, está siendo una de las piezas clave de Juan Carlos Gómez. «Para un jugador la confianza lo es todo. A pesar de haber hecho partidos no muy buenos el míster ha seguido confiando en mí», reconoce. Y es que Dani ha sido titular en todos los partidos en los que ha estado disponible para el técnico. Solo se perdió la segunda jornada por sanción y los últimos minutos del partido que disputó su equipo en Ceuta hace dos semanas. Lo demás, partidos íntegros para el madrileño, que suma además dos goles esta temporada. 

Y no es que Dani Martínez sea precisamente un goleador. De hecho, sus mejores registros anotadores los firmó con el San Fernando en Tercera División, equipo con el que logró el ascenso a Segunda B hace seis temporadas. En las dos campañas que pasó allí firmó una veintena de goles. 

Pero del par de tantos que ha rubricado esta temporada destaca el último, el del pasado fin de semana ante el Vélez. El centrocampista empaló un balón desde una distancia bastante lejana a la portería rival para sacarse de la manga una parábola que adornó el portero del Vélez con una bonita pero inútil estirada. El mejor gol de la jornada, vamos. «Lo he visto repetido muchas veces, ya que un gol así no se mete todos los días», y añade: «Viéndolo repetido me parece mejor gol aún. Pensaba que estaba más cerca del área, pero no, estaba bastante lejos». 

Abrelatas 

El suyo fue el gol que abrió el camino para que su equipo pudiera conseguir el primer triunfo de la temporada en casa. «Nos supo a gloria», reconoce al tiempo que arguye que «estábamos haciendo bien las cosas fuera de casa y necesitábamos un triunfo en el Vicente Sanz para estar más arriba». Además, confiesa que el equipo «cada día se siente mejor, estamos mucho más hechos y somos más fuertes». 

El próximo domingo, ante el Xerez Deportivo, el Don Benito, con Dani Martínez como titular, tendrá una nueva oportunidad de alargar la racha de siete partidos consecutivos sin perder.