El Diocesano es el mejor equipo de las cinco primeras categorías del fútbol español. Vaya por delante que es imposible comparar a un equipo de Tercera RFEF con un otro de Primera. Pero, cada uno en su categoría y compitiendo contra sus iguales, hay parámetros que sí se pueden medir. Y ahí, el equipo colegial parece un líder imparable y que supera incluso al Real Madrid por coeficiente de puntuación computando los partidos jugados en cada división. Los ‘rojillos’ consiguen 2,73 puntos por encuentro, por encima del conjunto blanco (2,31). La Real Sociedad, segundo con un partido más que los madridistas, solo hace 2,08, mientras que otros como el Barça, sexto, se queda en 1,54.

En las principales ligas europeas domina ese aspecto al París Saint Germain, con 37 puntos en 14 jornadas, es decir, 2,64 puntos por partido. Nápoles y Milan consiguen 2,46 en la Serie A, el Chelsea 2,42 en la Premier League y el Bayern Múnich 2,33 en la Bundesliga. 

Quien más se acerca al conjunto colegial en este apartado es un equipo de su misma categoría, la Tercera RFEF. Se trata de todo un histórico, el equipo decano del fútbol español, el Recreativo de Huelva, que en el grupo diez ha conseguido 32 puntos en 12 partidos, es decir, unos nada despreciables 2,67 por encuentro.

Pero es que el logro del Diocesano en estos tres primeros meses de competición va más allá, ya que en una temporada en la que el primer clasificado asciende directamente a Segunda RFEF sin necesidad de playoff, los cacereños aventajan al segundo clasificado en diez puntos cuando acaba de superarse el primer tercio de la competición. Esa es la diferencia con el Moralo, precisamente el único club que ha sido capaz de ganarle este curso (0-3 en Pinilla en la jornada 2) y que el domingo destituyó a su entrenador, Miguel Rubio Miguelete, al que ha sustituido por José Antonio Ruiz.

Adolfo Senso, entrenador del Diocesano, sigue atento el partido del domingo ante la UPP. JOSÉ PEDRO JIMÉNEZ

Ningún líder de otra categoría nacional tiene tanta ventaja sobre su inmediato perseguidor. El Madrid le saca, con un partido menos, un solo punto a la Real; y el Almería, que domina en Segunda, está ocho puntos por delante del Eibar. El más cercano al Dioce es Las Palmas C, primero en el grupo XII de Tercera, que tiene un margen de 9 puntos sobre el Tenerife B después de 12 jornadas.

La prudencia sigue reinando

Pero nada de esto cambia el discurso del Diocesano. Su objetivo sigue siendo la permanencia. Lo decía hace poco más de un mes su presidente, Alfonso Abre, y nada ha variado. «Todo es posible siempre que compites, como la temporada pasada, pero nuestro objetivo es claro: mantenernos en esta división, en la cual estamos todos disfrutando y los jugadores jóvenes encuentran un sitio especial para seguir jugando al fútbol y tener nuevas oportunidades para poder crecer», contaba cuando solo se habían jugado cinco jornadas.

Nadie, salvo el Dioce, aventaja en diez puntos al segundo clasificado en las cinco categorías nacionales

Ahora, con once partidos disputados, no solo es que la ventaja con el segundo sea de diez puntos, sino que con el sexto, el primero que se queda fuera del playoff de ascenso, es de 15 puntos. Pero «queda mucho todavía», dicen en el conjunto colegial. Saben de lo que hablan. Hace justo un año, cuando solo se habían jugado 5 jornadas de una temporada que comenzó mucho más tarde de lo habitual, dominaban invictos el Grupo 2 de Tercera, con 5 puntos más que el Cacereño, que era entonces cuarto y acabó siendo el campeón de grupo.

Por eso la prudencia sigue siendo el principal arma del Diocesano, que solo piensa en el Trujillo, a quien visita este domingo (12.00 horas) en la duodécima jornada del grupo XIV de Tercera RFEF.